martes, 31 de mayo de 2011

¿ES EL MUNDO ARMÓNICO? LA SINFONÍA PERDIDA

El término ARMONÍA viene del griego (ρμονία) (harmonía), que significa ‘acuerdo, concordancia’ y éste del verbo ρμόζω (harmozo): ‘ajustarse, conectarse’.

En general, "armonía" es el equilibrio de las proporciones entre las distintas partes de un todo, y su resultado siempre connota con lo que podemos entender y llamar belleza.

Es en la música donde nos es más fácil entender la harmonía. Su propia existencia depende de ella. Notas que, escuchadas de forma individual nos atormentarían, en la unión de unas y otras conforman la armonía, sin más. La armonía depende de su unión. El compositor es el creador, es el que une a todas esas notas individuales. Él previsualiza, preoye y crea la armonía.

Los griegos empleaban este término para representar el “perfecto equilibrio” en el ser humano tanto en lo referente a su estado físico como intelectual, lo que producía una determinada forma de actuación durante el transcurso de su vida.
 
Otra definición nos dice que armonía es “la conveniente proporción y correspondencia entre unas cosas y otras”. La serenidad, la seguridad, la satisfacción son productos resultantes de la armonía.
Entendemos los principios básicos de qué es la armonía. También en nuestras sociedades podríamos hablar sobre la armonía social como el vehículo a través del cual las sociedades adquieren su unión, su paz, su justicia, su libertad, su igualdad y su fraternidad. El humanismo y los valores armónicos intrínsecos al mismo serían como la mayor orquesta posible que hiciera vibrar a nuestro mundo en la mayor de las sinfonías del Universo...

Pero no es así. Nuestro mundo no es armónico, lleva siglos y siglos sin serlo. No hemos tenido suerte con los compositores ni tan poco con los directores de la orquesta. Éstos sólo han estado creando la desarmonía. Por eso el mundo es hoy, desgraciadamente, lo que es. Los instrumentos suenan individualmente y cada uno de ellos pretende imponerse a los otros, cueste lo que cueste. El resultado lo vemos todos los días:



  • Las guerras y las violencias siguen interpretando sus marchas fúnebres.
  • Las avaricias y las codicias siguen marcando los ritmos.
  • Las iras y las mentiras siguen componiendo el desastre.
  • Las vanidades y los egocentrismos siguen dominando al mundo.
  • Las esclavitudes y los miedos configuran el pentagrama.
  • Las monedas y los billetes son nuestro dios.

No hay buenos directores de orquesta. Lo que sí tenemos son buenos directores para el drama y el infierno que los compositores satánicos crearon para nuestro exclusivo disfrute. En tantos y tantos siglos hemos sido incapaces de entender este acto dramático en el que, sólo unos pocos, han convertido la vida.

Hoy disponemos de Internet para saber y conocer, para investigar y aprender. Nunca antes, o sí, tuvimos los esclavos, en casa, una herramienta tan grande para ello. Por eso, que los medios oficiales callan, en el último G-8 uno de los puntos importantes fue el control de Internet. Y parece que llegaron al acuerdo de su cortocircuito. Limitarán Internet. No pueden, estos directores de orquesta, permitir que las gentes sepan, logren su unión y vean luz donde ellos sólo instauran oscuridad, confusión y tergiversación. Los esclavos, para serlo, han de permanecer en el desconocimiento y en la ignorancia. Pero sólo de lo que a ellos no les interesa que sepamos. Decía la letra de una canción que hoy somos esclavos con estudios. Y tiene toda la razón. Hay que estudiar para ser esclavo. En eso ha consentido el avance de la humanidad: en estudiar para seguir siendo, sencillamente, esclavos. Mientras esos directores de orquesta juegan con nosotros, somos su alimento, somos su sustento.

Por eso este mundo nunca fue armónico y por el camino que vamos, nunca lo será. Ya se encargan de ello esos directores de orquesta satánicos. Nos limitan la libertad, nos engañan, nos embaucan y nos inoculan todos los miedos y chantajes posibles. En nada les importa la armonía.  

Con el inicio del siglo XX y las nuevas posibilidades de enriquecimiento que aportaban los nuevos sistemas productivos, los directores de la orquesta sólo oían el sonido de las monedas que, en sus cajas, se amontonaban cada vez más.

La economía falsa que nos instauraron está a punto de dar el reventón. Y, sin embargo, ante tal crimen contra la humanidad entera, no hay culpables, nunca los hay. La justicia no es competente, ni siquiera las fiscalías. Todo es disipado. Están, casi tres años después del derrumbe económico y global, buscando las alternativas a la debacle que ellos mismos permitieron y alentaron. Las buscan desde la preeminencia de sus enormes instrumentos y no escuchan la sensatez de las calles y plazas que claman por otras reglas del juego económico. Las reglas más fáciles y a la vez llenas de sentido común. 

Pero son siempre, los instrumentos más fuertes, los que se imponen. No tienen quien les ponga en su sitio. En su prepotencia desconocen, o les importa un bledo, que ellos forman parte de un todo y que su propia existencia se debe a la de los demás. Sin ellos no son nada. La equilibrada relación en nuestra orquesta llamada Tierra (si alguna vez la hubo), ha sido herida de muerte. Nadie hace nada para la corrección. Esa individualidad, mal entendida, siempre fue erigida para su autocomplacencia y egoísmo. Como si su existencia no guardara relación alguna con el resto. ¡Sin los demás no somos nada!, es fácil.

En esas plazas y calles los instrumentos más débiles intentan que la orquesta no se descomponga. Sólo unos pocos entienden su última obra. Ésta es una de las razones por las que esos instrumentos, los más débiles, dejen poco a poco de tocar, no tienen fuerzas. Los atriles oxidados y/o carcomidos apenas sostienen partitura alguna y no han encontrado al director de orquesta que los aúne y dirija. ¡Qué falta hace un líder de La HUMANIDAD!

De la economía y de las finanzas; del robo instaurado, de los narcotráficos y crímenes; de las guerras y hambrunas; de putrefactas miserias ya tenemos demasiados jefes de orquesta. Sobran. El juego de la vida siempre estuvo entre los ogros de la codicia.

Roto el equilibrio de las proporciones entre las distintas partes de un todo, el guión siempre es el mismo para estos ogros. Como en la crisis del 29 ésta se saldará con otra guerra que será más mundial. Ya están en ello, téngalo por seguro. Oriente Medio, un excelente candidato.

La orquesta volverá a tocar las fúnebres marchas de nuestra ignominia. ¡Lástima de creación!

O quizás sea otra cosa…

¡A cuidarse!, que no queda otra.

martes, 24 de mayo de 2011

HOY, EL CIELO ES MÁS AZUL

También lo es España. El PP ha obtenido los mejores resultados electorales de toda la democracia. Los ciudadanos españoles así lo han expresado, así lo han querido y se supone que con toda la libertad que nuestro sistema político garantiza. No le cansaré con análisis ni con ejercicios mentales que a nada nos conducirían. Cada sociedad tiene lo que quiere o lo que se merece. La española prefiere el azul y no el rojo, sólo le falta La Moncloa. Palacio éste que deseo, fervientemente, alcancen lo antes posible.

Los Palacios, por otro lado, siempre fueron azules. ¿Qué sentido tenía que lo ocupara el rojo? Las cosas vuelven a su sitio. También volverán las clases sociales y veremos más ricos y más pobres. ¿No manda quien tiene el dinero? Pues eso. Los desarrapados han de volver a sus lugares de donde nunca tuvieron que haber salido. La sangre, que no todos la tienen roja, también es azul en aquellos que han sido ungidos. Éstos siempre son los que mandan y ordenan, el pueblo a obedecer y sin rechistar.

En apenas 30 años, en los españoles ha quedado grabado que cuando el Psoe gobierna llega el desempleo y la ruina. El capital es de la derecha y cuando ellos gobiernan aumenta el trabajo y el dinero circula. Treinta años y esta es la conclusión a la que llegan los ciudadanos: La derecha es riqueza, la izquierda es ruina. Permiten el enriquecimiento ilícito a los que son de la derecha y no lo permiten en la izquierda, cuando en ninguno de los casos sería permisible. En el subconsciente mantenemos el perdón a los que son, de una manera u otra, poderosos; es aceptado como algo consustancial a su clase. Pero, ¿cómo lo vamos a consentir en aquellos que son iguales a nosotros? ¡A muerte con ellos, desgraciados! Distinto rasero de medir ante el mismo crimen. Cosas del subconsciente.

Lo mejor para España es no hacer experimentos. Siempre fuimos lacayos y sirvientes. Cuando intentamos levantar cabeza ya se encargan de que la bajemos de nuevo. Esta es nuestra historia. A partir de ahora retornaremos al medievo y por un chusco de pan perderemos nuestra dignidad. Eso de la democracia y de la redistribución de la riqueza nunca lo entendimos muy bien. Somos unos analfabetos de la democracia, del presente y del futuro. Se constata con los últimos resultados electorales. El trabajador, el que no tiene la sangre azul, ni el dinero, votando en masa a la derecha. Poniendo en sus manos el control total de nuestra sociedad. ¿Espera aquel trabajador que la derecha le de algo de gratis? ¿Espera, quizás, vivir mejor? ¡Que con su sudor se lo gane! Cuando ellos, dueños del dinero, harán lo que les plazca y venga en gana. Y con nuestro trabajo harán más dinero en sus bolsillos, que no en los nuestros.
 
Cuando miles y miles de jóvenes, que han entendido el engaño, consiguen su unión (a los que llamábamos los ni-ni) para conseguir y plantar cara al capital, aquí les damos la fuerza de los votos al enemigo. O, ¿cuándo nos vamos a enterar que este sistema capitalista es nuestro demonio? El capitalismo nos conduce al suicidio, no ya colectivo, sino mundial. ¿Pensamos que este consumismo atroz, y parte fundamental del capitalismo, puede durar mucho más? ¿Es acaso este mundo ejemplo de bienestar, de crecimiento sostenible o de paz? Ese capitalismo tiene, por siglos, endeudado al mundo. Y los índices que nos gobiernan hablan de PIB, IPC, índices y rentas bursátiles, inflaciones, deflaciones. De índices de contaminación, de alergias, de cánceres y alzhéimer, de parkinson y de ancianos abandonados en residencias de soledad forzada. Para nada mencionar los índices de felicidad de los ciudadanos, de su bienestar cultural, social y económico. Tampoco les interesa cuales son las necesidades reales de la gente. Ellos crean sus necesidades y de éstas sus ganancias. Es lo que quieren, sólo nuestro dinero. Con él aumentan su poder, su cinismo, su arrogancia, su prepotencia, y su desprecio a los que son como ellos, de su misma especie: Seres Humanos.

Todo esto para llenar los bolsillos de esa derecha capitalista que no está dispuesta a cambiar de modelo. Modelo que nos conduce a las desigualdades sociales, a los chantajes económicos y a la miseria de las mayorías. En la fundación de las teorías económicas y de mercado, los estudiosos como Locke y Smith para la justificación de lo injustificable (el dinero) tuvieron que recurrir, ni más ni menos que a Dios. De ahí que consideren, la mayoría, al dinero como a Dios mismo. Pienso que este es nuestro mayor problema: equiparar el valor de una cosa inerte y sin valor propio con aquello que es la esencia y el origen de la vida en todo el Universo.   

De momento, a ellos les va muy bien y encima les dan las mayorías.   


martes, 17 de mayo de 2011

EL NEOLIBERALISMO QUE NOS AGUARDA

El bienestar social en España está ingresado en la unidad de cuidados intensivos. Tres años de crisis económica y financiera han bastado. Esta crisis creada e importada por el neoliberalismo más salvaje, tiene en cada país (de los afectados) consecuencias muy distintas. Los efectos no han sido los mismos. Quizás por que las causas también han sido diferentes.

Tenemos claro que, en el caso español, el sector de la construcción ha jugado un papel importantísimo en los efectos particulares de nuestra crisis. Construir por construir no tenía sentido. Pedir a la banca internacional millones y millones para esa construcción injustificada, tampoco. Hacer de la construcción la primera empresa nacional un gravísimo error. Era el pan del presente y el hambre del futuro, el que ahora nos toca a cada uno de nosotros. Porque somos los de siempre los que pagamos, usted y yo, los asalariados y parados.
Decisión de un gobierno neoliberal (PP)

Los políticos recalificaban bajo pedido; los intermediarios, que aumentaban como la espuma, elevaban sus comisiones; los constructores inflaban precios, los proveedores también. Los trabajadores del sector exigían más dinero, eran rifados ante el mejor postor. Los políticos se sumergían en el mundo de las obras. Hacían obras y obras y más obras. No importaba si su destino sería el proyectado, si sería llevadero su mantenimiento, si habría dotación de personal y material. Todo eso era lo de menos. Lo importante era la obra en sí. Su gestación, su licencia, su ejecución; esto era lo importante: que todos cobremos y después, Dios dirá. En su construcción elevamos lo que queramos el presupuesto inicial, no hay problema. “Que para eso tenemos las mayorías” ¡Sinvergüenzas de lo público! Junto a ellos, no se olvida, los banqueros. Los que nunca pierden, hagan lo que hagan. A los que nadie es capaz de sentar en una sala judicial. Si es necesario se cambian hasta las leyes, lo que haga falta antes de…ver sentados en tales salas a banqueros y políticos. Ambos son corporativos, se ayudan mutuamente. Se necesitan. Y podría seguir con las retahílas que usted ya conoce, estimado y paciente lector. Si le comentaré que como el sector de la construcción ya lo arruinaron para años y años, ahora parece que su interés está en el sector turístico. Están preparándose el camino para convertir al turismo en su próxima presa y a todos en camareros. Y harán como con la construcción: un monstruo que se despierta, da dos bostezos, come lo servido, y a dormir con las ganancias…
Decisión de un gobierno neoliberal (PP)

Yo, de lo que iba es a hablar de la igualdad social porque siempre entendí que una sociedad rica, próspera y feliz es aquella en la que las desigualdades son mínimas. Hoy, entiendo que en este país la igualdad social (después de décadas y décadas de injustas clases sociales) alcanzada por gobiernos progresistas y de izquierdas ha sido herida de muerte. Y, quizás, alguno de ustedes piense que ha sido bajo un gobierno de izquierdas cuando se ha producido esa ruptura. No le falta razón. Pero una noción de principios básicos de la física nos dice que todo efecto se debe a una causa. Y también la física nos habla de las variables espacio-tiempo. Son elementales. Para que un árbol dé frutos necesita que alguien plante la semilla (la causa), riegue y abone. De ahí nacerá un proyecto de arbolito (el efecto) y con el tiempo y el espacio dará frutos. Se necesitan años. Si todo se ha hecho bien dará buen fruto y, si no se ha hecho lo correcto, o no lo dará o no será bueno. Ahora estamos recogiendo-padeciendo el fruto del arbolito que plantaron los de la derecha. Recuerdo las estadísticas de esos locos años donde los nuevos millonarios aumentaban en varias decenas de miles en cada ejercicio. Millonarios de euros que no de pesetas, que en nada pueden compararse. Ninguno era de la clase trabajadora. Hay, además, un hecho que poco se ha esgrimido en la colaboración que tuvo a que esos años fuesen tan locos. El 1 de enero de 1999 el euro entró en España y hasta el 2002 no fue sustituida la peseta. El cambio paulatino de una moneda a otra supuso la afloración del dinero en negro que muchos españoles habían preferido esconder del fisco durante años. No tuvieron problema alguno en hacerlo y de gratis. Lógicamente era dinero a gastar de forma rápida y desde la vivienda hasta los más variopintos objetos, de no primaria necesidad, eran receptores de estas más que millonarias alcancías. Un gasto que también contaba con su plazo en el tiempo y en el espacio.
Recordaremos que nuestro país es donde se encuentra la mayor cantidad de billetes de 500 de toda la comunidad europea. Estarán en las cajas de seguridad de los bancos o en los paraísos fiscales, según las posibilidades de evasión; aunque una y otra forma de atesorar son igual de evasivas.

España era El Dorado de Europa. Aunque mientras los pudientes y empresas con beneficios industriales por encima del 73% vivían su agosto, los trabajadores de este país, veían rebajado su poder adquisitivo, congelado el salario mínimo interprofesional y las pensiones bajo mínimos de la supervivencia.
Decisión de un gobierno neoliberal (PP)

En 1998 un gobierno de neoliberales, disfrazados de demócratas,  modificó la Ley del Suelo posibilitando el enriquecimiento de unos pocos y la miseria de la mayoría. Este era su proyecto de país.
Decisión de un gobierno neoliberal (PP)

Hoy, a punto de la celebración de las elecciones municipales y autonómicas, todas las encuestas reflejan el avance de esa derecha neoliberal y salvaje. Creado el ambiente propicio (la ruina) gracias a aquel proyecto de Estado y a la exaltación de los medios de comunicación propios o afines, se propugnan como los salvadores de esta crisis. ¡Paradojas del cinismo! Los autores de la ruina de España enarbolados en sus salvadores.
Decisión de un gobierno neoliberal (PP)

Habrá de ser consecuencia del, cada vez, mayor número de personas incapaces de pensar por sí mismas. Las grandes empresas de comunicación dependientes de esta derecha neoliberal se encargan de darles, ya elaborados, los argumentarios y claves necesarias para justificar lo injustificable. De culpabilizar siempre al contrario, aunque su culpa haya sido sólo la de intentar mantener lo conseguido por una joven democracia tutelada por esos poderes neoconservadores tras el escenario.

El hecho de que nuestro país soporte los mayores índices de desempleo de toda Europa puede responder al tipo de empresarios que nos ha tocado en suerte. Son empresarios amigos de las altas ganancias y, si no las hay, se retiran raudos del ruedo, no sea que el toro les coja. Sus proyectos responden a iniciativas del cortoplacismo y de la ganancia fácil. Se retiran a los refugios de invierno y esperan a que escampe. Esperan a que su hacedora derecha les allane los caminos del proyecto empresarial que siempre es el mismo: estrujar al trabajador y recortar sus derechos. Son pocos los empresarios serios y comprometidos con el país y con los obreros. Éste nunca les importó. Si hay que ganar, juego, pero para perder que pierdan otros. Mientras, la clase trabajadora sufriendo los desahucios, la desesperanza, la incertidumbre y el hambre.

Pronto, de cumplirse los pronósticos demoscópicos, veremos cómo esta derecha caciquil vuelve a emprenderla con los mismos de siempre. Subirán los impuestos, rebajarán las prestaciones de todo tipo, las sociales y las del desempleo. Mantendrán congeladas las pensiones y darán una vuelta de tuerca a la Ley de La Dependencia. Enarbolarán los viejos eslóganes de que entre todos seremos capaces y que son necesarios los sacrificios sin que a ellos les repercuta, lógicamente. Ellos siempre consiguen mantener su status quo, aunque sea a costa de millones de conciudadanos.

Si, al Psoe en el gobierno, consiguieron sacarle la reforma laboral y otras medidas que sólo les benefician a ellos, ¿de qué no serán capaces? Empezaremos a verlo pronto en cada Ayuntamiento, en cada Comunidad Autónoma que ganen. Después, el próximo año, quizás, sea el gobierno de la nación. Volveremos a más miseria y a ver cómo se vuelven a enriquecer los mismos de siempre y a nuestra costa. Seguiremos teniendo miedo, más miedo metido en el cuerpo y el chantaje estará servido. El miedo que nos inoculan a través de sus poderosos medios de comunicación. El chantaje a peder lo poco que nos dejan…

¡Qué poco duró nuestro estado del bienestar! Si piensan que con el PP mejorarán las cosas, están equivocados. Creo que empeoraran bastante más. Nunca fueron ellos defensores del estado del bienestar, todo lo contrario: el que pueda que pague y el que no, que se joda y al cazo. Esta es su filosofía: sólo unos pocos son los llamados al disfrute de la vida.

Hoy, en España y con las reglas del juego que aceptamos en su momento, sólo hay un partido político que puede intentar la conjugación de todos los intereses, los sociales, los políticos y los económicos y con la sola intención de buscar la cohesión que es necesaria para una sociedad equitativa y con las mismas posibilidades para todos. Es el PSOE. Es su ideario. Sólo las sociedades más igualitarias son capaces de alcanzar las grandes metas. Ahí tenemos el ejemplo de los países de nuestro norte. El PP representa al neoliberalismo más salvaje del capitalismo, es lo que defienden bajo sibilinos disfraces que desaparecen tan pronto alcanzan el poder. Sólo les interesa la defensa de su Iglesia, de sus empresas y de sus mecenas. Para ellos la sociedad es el medio a través del cual obtienen su enriquecimiento. Mienten. Tergiversan. Manipulan. Chantajean y si es necesario inician guerras aquí o donde sea menester.

Ahora vaya y vote a quien crea que defiende mejor sus intereses como individuo y como miembro de una sociedad que algunos quieren dividida, pobre y sin criterio. Y cuando vea que le toca, de forma directa o indirecta, no olvide que se lo dije.

lunes, 9 de mayo de 2011

LOS CORSARIOS-PIRATAS DE LA POLÍTICA Y CON GAVIOTA EN VEZ DEL LORO

La piratería es una práctica de saqueo organizado o bandolerismo marítimo. Consiste en que una embarcación privada, o no, ataca a otra en aguas internacionales o en lugares no sometidos a la jurisdicción de ningún Estado, con el propósito de robar su carga, exigir rescate por los pasajeros, convertirlos en esclavos y muchas veces apoderarse de la nave misma.

Los piratas existen desde que el mundo es mundo. Ya en la antigua Grecia y Roma existían. Los vikingos, los berberiscos y los cristianos también fueron expertos en el arte. Posteriormente piratas ingleses y franceses fueron los dueños de la piratería y bien que nos jodieron a los españoles.

Para dar legitimidad a la piratería, los franceses e ingleses crean a los corsarios que, con patente de corso (licencia para robar y saquear), son institucionalizados. Pasan a estar protegidos por las leyes de dichos países. Lógicamente los españoles no opinaban lo mismo y seguían tratándolos como lo que realmente eran, piratas.

Aún, hoy, existen los piratas. En Somalia, Indonesia y Malasia, principalmente.

Hecha la introducción nos centraremos en cogollo de esta reflexión.

Para ello rescato la siguiente frase del comienzo: “con el propósito de robar su carga, exigir rescate por los pasajeros, convertirlos en esclavos y muchas veces apoderarse de la nave misma”. En esta Región de Murcia ya nos han robado la carga, el rescate por los ciudadanos no cesan de pedirlo, ya nos han convertido en esclavos y pretenden quedarse con la nave per secula seculorum. ¿Vamos a permitirlo? ¿Tan ciegos somos?

La Región de Murcia era un tesoro del que había que apropiarse. Estaba fresca y prometía. No estaba mal. Y como buenos corsarios-piratas se apropiaron de ella. No les fue difícil. Los guardianes, los ciudadanos, sucumbieron a los encantamientos. Confundieron las elecciones nacionales con las autonómicas y municipales. Siempre las confunden, cosa que les viene muy bien a los corsarios-piratas gavioteros. Han pasado 16 años y aquel tesoro que era, hoy, es una gran ruina. Y, al igual que entonces, los guardianes, los ciudadanos de ese tesoro, confunden las elecciones. Los corsarios-piratas gavioteros les confunden a propósito. Ahora toca la revisión de la gestión municipal y autonómica. El próximo año será la de las nacionales.

Centrémonos: Los políticos del PP han gestionado, con mayorías amplías y cómodas, 16 años en la mayoría de los ayuntamientos y en la Comunidad Autónoma, de esta Región. En esos años, por un modelo de crecimiento determinado, se produjo la llegada de ingentes cantidades de dinero a esas mismas instituciones. Hoy, todas ellas, están en banca rota. ¿Son buenos o malos estos gestores políticos? La respuesta es fácil, son malos.

Cuando los ciudadanos encomendamos, a través de nuestro voto, la gestión de nuestras instituciones, lo que estamos mandando es la mejor gestión de nuestros recursos, sean los naturales (recibidos de nuestros antepasados y de la propia naturaleza) o dinerarios (los que pagamos con nuestros impuestos) No queremos otra cosa que la mejor gestión de ellos, por el interés general de todos sin excepción.

Estos gestores del PP han demostrado que no son buenos gestores. Ni en los ayuntamientos ni en la Comunidad Autónoma. Su comportamiento ha sido como el de los piratas o corsarios más arriba referenciados. En estos 16 años han esquilmado las cuentas, han gastado como si fuesen virreyes. Para sí y para sus incondicionales de la rapiña. En nada consideraban que había que ahorrar o sencillamente gastar lo necesario. Toda obra, por ellos acometida, ha supuesto su encarecimiento. Si salía en 10 se pasaba a 20 y 30 por el arte de la magia. Que alguien nos diga alguna obra realizada por los gestores corsarios-piratas del PP que haya costado lo que inicialmente se había presupuestado. Será difícil encontrarla. Han engañado y engañan hasta lo indecible. ¿Tiene acaso un corsario-pirata gaviotero eso que conocemos como vergüenza? No. Son desvergonzados crónicos, porque, si la tuvieran, hace tiempo se hubieran marchado. ¿Puede un corsario-pirata gaviotero sentir vergüenza? Impensable, contradictorio.

Al principio era construir y construir, hoy, hay que volver al campo, al agro. Hoy somos más esclavos que hace 16 años y mañana lo seremos más, téngalo por seguro. Tendremos que pagar lo que se han gastado en su fiesta, que no la nuestra. Porque para ellos, esto de la gestión pública, es una fiesta o, mejor, una gran orgía. Ellos invitan, nosotros pagamos. Se conforma el grupo, se controlan los accesos, se crea el decorado, se avituallan las despensas y a follar como locos. A los de fuera, les vayan dando… Yo ya estoy harto de que me follen tanto, ¿usted no?

La democracia es buena sencillamente porque posibilita cambios. Y los cambios son buenos por que traen nuevos aires, limpios de vicios, de hipotecas y de servidumbres pactadas.

A estas alturas, de una película de largometraje sin final feliz, no quiero cansarle con datos y datos, ni tan siquiera con el último informe del BBVA. Tampoco con hacer listas de los disparates que llevamos 16 años soportando. Pero uno si me lo voy a permitir: La Paramount. ¿Se acuerda? Seguro que antes del día 20 tendremos a toda plana, en los diarios subvencionados con nuestro dinero, que ya tienen los inversores. ¡Por favor paremos la emisión de esta película! Seguro que, con otra, vemos mejor las cosas y con más perspectiva por que la actual es de perspectiva cónica y el punto al que enfoca es desolador (¡sólo para los espectadores, claro!) 

Haga, estimado lector, una reflexión objetiva. Olvídese de todo aquello que no tenga que ver con su municipio y con nuestra Comunidad Autónoma. El único responsable de que su ayuntamiento esté en banca rota es su alcalde o alcaldesa y el único responsable de que nuestra Comunidad Autónoma esté en banca rota es nuestro presidente. No le busque los tres píes al gato. El día 22 tiene en su mano que no le roben más, ni a usted ni a sus hijos, estos corsarios-piratas-gavioteros de la política. El día 22 lo tiene en su mano. Y en marzo del próximo año, probablemente, tendrá la posibilidad de cambiar, si así lo cree oportuno, la política nacional. Cada cosa en su momento y cada cosa en su sitio. Así nadie se pierde, ni nadie pierde su oportunidad de hacer, en cada momento, lo que crea más conveniente. Le apuesto lo que quiera a que salimos ganando.

De momento le espero ver en la manifestación del próximo día 15, si usted no es otro corsario-pirata-gaviotero de estos.                                       

jueves, 5 de mayo de 2011

VALCÁRCEL ESTÁ CONTENTO O CASI

Parece que pronto dispondrá de 700 millones de euros, siempre y cuando los inversores lo estimen oportuno –han tenido que buscar en China, aquí ni un euro más-. 200 de esos futuros millones ya los tiene comprometidos por su préstamo puente de principios de año. Le quedan 500 millones. ¡Menos da una piedra!, ¿verdad?

El caso es que nuestra deuda aumentará hasta los 2.800 millones sobre un presupuesto para este año de 4.919 millones de euros. Ya la deuda supera el 50% del presupuesto. El problema no estaría aquí, que sí, sino porque tendremos que pagar unos 1.500 millones de intereses – total unos 4.300 la fiesta-. Además está el déficit que también genera más deuda. Para el pasado año 2010 el compromiso fue de no superar el 2,4% del presupuesto y se fue al 4,50%, para este año el compromiso es de no superar el 1,3%, ¿quién se lo cree? Los ingresos serán, en el mejor de los casos, los mismos y esto será subiendo los impuestos y bajando los servicios. El desempleo seguirá aumentando.

Le he entresacado, de los presupuestos de La Comunidad Autónoma, los siguientes cuadros que creo son ilustrativos. Léanlos con detenimiento. Incluso les diría que busquen las duplicidades y lo innecesario. Impriman estas hojas y quiten lo que entienden no debiera estar. Quiten lo que consideran un disparate. Quiten Organismos Autónomos, Entidades Públicas Empresariales, Sociedades Mercantiles y las Fundaciones que consideren. Ahorraran dinero, bastante. No se olviden de La Función de Justicia que son más de 3 millones y sin competencias. Luego habría que saber qué partidas son removidas en beneficio de otras y un largo etcétera.

ORGANISMOS AUTÓNOMOS
Euros
- Boletín Oficial de la Región de Murcia
2.949.725
- Instituto Murciano de Acción Social
270.838.101
- Instituto de Seguridad y Salud Laboral de la Región de Murcia
4.309.498
- Agencia Regional de Recaudación
6.956.176
- Instituto de Vivienda y Suelo de la Región de Murcia
5.642.009
- Servicio Regional de Empleo y Formación
111.410.374
- Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario
12.296.102
TOTAL
414.401.985


ENTIDADES PÚBLICAS EMPRESARIALES Y OTRAS ENTIDADES DE DERECHO PÚBLICO DE LA CARM
Euros
-Instituto de Fomento de la Región de Murcia.
61.615.000
-Servicio Murciano de Salud.
1.971.651.680
-Consejo Económico y Social de la Región de Murcia.
1.046.344
-Entidad Regional de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región de Murcia.
41.993.920
- Radiotelevisión de la Región de Murcia
35.589.545
- Ente Público del Agua de la Región de Murcia
8.054.280
- Entidad Pública del Transporte de la Región de Murcia
5.319.500
- Instituto de Crédito y Finanzas de la Región de Murcia
54.668.763
TOTAL
2.179.939.032


SOCIEDADES MERCANTILES REGIONALES
Euros
-Murcia Cultural, S.A.
9.790.299
-Sociedad para la Promoción Turística del Noroeste,S.A.
108.000
-Industrialhama, S.A.
348.988
-Región de Murcia Turística, S.A.
6.460.418
-Centro de Alto Rendimiento Región de Murcia, S.A.
742.566
-Gestora de Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, S.A.
51.238.290
- Televisión Autonómica de Murcia, S.A.
32.399.945
-Onda Regional de Murcia, S.A.
3.662.100
- Hidronostrum, S.A.
12.617.959
-Desaladora de Escombreras, S.A.
7.405.507
- Sociedad Pública de Suelo y Equipamientos Empresariales de la Región de Murcia, S.A.
23.990.887
TOTAL
148.764.959


FUNDACIONES DEL SECTOR PÚBLICO AUTONÓMICO
Euros
- Fundación Mariano Ruiz Funes
12.000
- Fundación Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia
2.406.538
- Fundación Agencia de Desarrollo de las Industrias Creativas de la Región de Murcia
197.326
- Fundación Séneca, Agencia Regional de Ciencia y Tecnología
9.304.196
- Fundación Alzheimur
4.801.308
- Fundación para la Formación e Investigación Sanitaria
9.036.872
- Fundación Integra
5.960.102
- Fundación Murciana para la Tutela y Defensa Judicial de Adultos
288.700
- Fundación Instituto Euromediterráneo del Agua
422.437
- Fundación Agencia de Gestión de Energía de la Región de Murcia
756.000
- Fundación Parque Científico de Murcia
2.489.037
TOTAL
35.674.516


PRESUPUESTO
Euros
-Administración General (sin transferencias a OOAA)
4.505.446.337
-Organismos autónomos
414.401.985
TOTAL
4.919.848.322


FUNCION
Euros
-Alta Dirección de la C.A. y del Gobierno
65.057.654
-Administración General
45.342.085
-Justicia
3.127.626
-Seguridad y Protección Civil
48.125.184
-Seguridad y Protección Social
354.974.396
-Promoción Social
109.661.954
-Sanidad
1.969.146.286
-Educación
1.381.031.821
-Ordenación Territorio, Urbanismo y Vivienda
30.406.149
-Bienestar Comunitario
121.186.030
-Cultura
54.526.631
-Infraestructuras básicas y Transportes
148.784.462
-Comunicaciones
7.708.465
-Infraestructuras agrarias
53.860.259
-Investigación científica, técnica y aplicada
33.098.341
-Información básica y Estadística
1.997.781
-Regulación económica
37.207.556
-Regulación comercial
6.951.220
-Regulación financiera
2.178.087
-Agricultura, Ganadería y Pesca
189.815.207
-Industria
61.884.797
-Minería
717.913
-Turismo
11.136.922
-Deuda pública.
181.921.496
TOTAL
4.919.848.322


Y si fueran ciertos los resultados adelantados por el CIS quedaría demostrado que el español es un ser poco formado y de poco análisis, de corto, de cortísimo alcance. Y lo que desea es recibir palos. No bastaron los 40 años de dictadura, quieren más.  Por otro lado, es mucho más cómodo que a uno lo gobierne el de la fusta. Palos con gusto no duelen. Lo de la democracia es para otros, los del norte, aquí no. Pues sigan, sigan por la senda mientras haya. Que a ella volveremos y con el burro quién tenga la suerte de tenerlo. La zanahoria siempre estará y será inalcanzable. Y ya saben los socialistas son los malos, los culpables de todo, tienen rabo y cuernos sobre la cabeza y además son rojos.

¡Lástima de País!

miércoles, 4 de mayo de 2011

EL COCIMIENTO ES LIBERTAD, EL DINERO ESCLAVITUD Y LOS CIELOS SON ABIERTOS

Los indígenas que, gracias a la Madre Naturaleza, aún quedan, (desgraciadamente cada vez menos) desconocen casi todo lo que concierne al mundo que a nosotros nos ha tocado vivir. Aún así, creo, ellos son más libres que nosotros. El conocimiento del entorno que los rodea les hace alcanzar su libertad. Una libertad sana y verdadera y como no han tenido la necesidad de conocer sobre el dinero, se puede usted imaginar lo bien que viven. Viven en abundancia y son respetuosos con la naturaleza, que les provee de cuanto necesitan. Dedican las primeras horas del día a la caza y a la recolección de sus alimentos y el resto del día a sus necesidades como personas. Se relacionan con los demás, comparten sus conocimientos, juegos o aficiones y, de vez en cuando, se dan una fiesta con sus brebajes, que los transportan a los mundos de sus espíritus e intentan conectarse con ellos. Se esfuerzan en la interpretación de lo que desconocen y saben de espíritus que los protegen y de espíritus que sólo quieren su destrucción. Es su cultura, la que a nosotros nos parece tan arcaica y primitiva.

Por ellos también ha pasado el tiempo, aunque no lo parezca. Ellos no han necesitado más para ser felices, porque sencillamente lo son, son felices. Tienen los conocimientos que necesitan y la abundancia de los recursos. Estos, los del taparrabos, asemejan vivir más en El Paraíso. No tienen dinero.

Nosotros, en cambio, optamos por el progreso y el desarrollo, y, ya alcanzado el siglo XXI de nuestra Era, ¡somos la hostia! Mandamos naves al espacio, tenemos más de 6.000 satélites en nuestra órbita, además de los indocumentados por ser secretos. Navegamos más allá de nuestra atmósfera. Sabemos, en segundos qué sucede en la otra parte del mundo y hablamos y vemos a personas que están a miles y miles de kilómetros. Viajamos a los más recónditos parajes sin movernos del cómodo sillón. Vemos los fondos marinos sin mojarnos y vemos las estrellas como nunca en la historia del ser humano, ¿o si? Vemos nuestros órganos internos y la medicina se sirve más de las máquinas para sanarnos quizás de su propio envenenamiento. En sólo una pantalla plana tenemos metido todo el conocimiento humano y traducido a todos los idiomas. Y llegamos a controlar el átomo, ¿o no? Ya sabe lector, ¡somos la hostia!

Todo lo anterior y más es el producto de nuestro ingenio, de nuestro afán por el progreso, de nuestro trabajo y por que al dinero le dimos el valor que no tiene. También de las innumerables guerras que en la historia han sido y son (siempre por dinero). A pesar de todo ello, aún no nos hemos librado de las guerras, ni de la escasez que a muchos, demasiados, les produce la muerte por hambre y sed. Además hemos y seguimos acabado con millones de especies animales y vegetales. Hemos contaminado los ríos y los mares y también el aire que respiramos. ¿Merece la pena tanto sufrimiento a lo largo de la historia que fue y es, para vivir como vivimos? Sinceramente creo que no. Hay algo que falla en esta historia y estoy seguro que es, también, por el dinero. De tal forma que nosotros, los desarrollados y avanzados, vivimos más cerca de El Infierno, ¿O no?

Aquellos mantienen su hábitat (el que les posibilita la vida) tal y como lo recibieron, nosotros lo hemos destrozado por dinero (el que imposibilita la vida) Y, cada vez más, dependemos de maquinitas sin las cuales no entendemos cómo se puede vivir. Maquinitas que, por otro lado, nos hacen cada vez más tontos y por ello dependientes. ¿Quiénes son más inteligentes? Creo que ellos. Una prueba fácil: Si, por las circunstancias que fueran, hoy, nos viéramos privados de electricidad de qué seríamos capaces, a parte de la de sucumbir.

Lo jodio de nuestro mundo está en que algunos, desde el principio, vieron la conveniencia de administrar la abundancia que se nos dio a todos sin excepción. Para tener poder (el dinero) lo primero es crear la miseria y la necesidad y también el control del conocimiento. A partir de ahí es fácil el control de las gentes, “ya vendrán a pedir de nuestra mano”.

A todos cuantos fueron y son los controladores de nuestras vidas, sólo les ha interesado nuestra esclavitud. Disfrazada según la época y convenga. Escasos han sido en nuestra historia los liberados, los de mentes claras. Bastaba con ridiculizarlos, estigmatizarlos o tomarlos como locos. Contra los estamentos establecidos, contra las instituciones del poder, contra la costumbre en vigor, poco es lo que se puede hacer. No consienten la objeción ni la reforma que tanto les perjudicaría en su estatus de preeminencia. La cadena es fuerte. Tan fuerte que prefieren que el mundo se vaya por el inodoro de la inequidad e injusticia.

Más allá de nuestras insignificantes vidas, hay una vida infinita de la que formamos parte. De nuestra historia como seres terrestres, inteligentes, humanos y espirituales, todo nos ha sido ocultado. Nuestra presencia en este maravilloso planeta se calcula en un millón de años. Sólo conocemos los últimos 12.000 años y no del todo. Es como si usted, paciente lector, no recordara ni a sus padres.

Los ángeles caídos siempre nos han ganado la batalla. De ahí que este paraíso, La Tierra, sea, hoy, más un infierno que al principio de nuestros tiempos. Estos ángeles se han ido encargando de que el mal sea, siempre, el victorioso. La última batalla, hace dos mil años, también la ganaron. Y desde entonces nuestra raza ha dado buenas muestras de ello. Toda una retahíla de guerras y batallas, de luchas de dolor, miseria y de muerte. Y todo para que, sólo unos pocos, disfruten de su privativo jardín del Edén que, con nuestro trabajo y dinero, se han creado.

Desde aquellos 200 ó 400 que bajaron del cielo (hacen más de 453.600 años) y tomaron mujer humana, nuestra civilización, creada por los Elohim, los annunakis, o los que fueran,  fue inclinándose por el mal. Desde La Mesopotamia, desde el Edén primigenio fuimos moldeados. Con lo bueno y con lo malo.

Tantos años de ¿desarrollo y evolución? para estar como estamos, con el mal sobre nuestras cabezas. Vemos a nuestro hermano como enemigo y sólo es por el dinero. Hemos permitido que el ser humano sea, cada vez más, un experimento baldío. De nada sirvieron los ejemplos y los avisos de los que fuimos objeto. Son los secretos los que nos gobiernan, los fariseos de siempre, y aquellos ángeles caídos nos ganan todas las batallas. Nuestro total desconocimiento de qué somos y de qué formamos parte, siguen siéndonos ocultados. Pero jugamos a juegos que ya no sólo nos afectan a nosotros. Afectan, sin que lo sepamos, a otros que son como nosotros y no están aquí.

De vivir miles de años, nada extraordinario en las escalas que nos han sido ocultadas, a vivir menos de la centena. Un cambio en el gen adecuado es suficiente. Menos edad, menos tiempo. Así es mejor para los propósitos del control de nuestras “buenas” potencialidades, como la del amor. 

Hoy, el mundo, el consciente de tanta miseria e inequidad, ha unido la fuerza de sus pensamientos, de sus buenos y universales pensamientos. Y los está elevando a los cielos del cosmos en una sola frecuencia. Las resonancias se abren paso. Busquen los 25 mhz, escuchen los sonidos que les provoquen el estremecimiento de sus contactos positivos. Eleven sus vibraciones cósmicas, siéntanse uno con el Universo, sepan que no estamos solos, no somos los únicos en este basto universo infinito. Y más pronto que tarde, los mismos de entonces y otros, vendrán en nuestra ayuda, o no. Lo dejaron escrito en todas las civilizaciones. La Historia se repite una y otra vez, inexorablemente.

En nuestro mundo, hemos de aguardar al día siguiente de la tormenta para ver radiar todo lo que nos rodea. Todas las cosas adquieren nuevos matices (siempre estuvieron ahí), los vemos de forma distinta. Ha hecho falta el poder de la tormenta, el parar nuestro errante camino, y notar un aire limpio y lleno de vida, para darnos cuenta. No nos extrañemos, pues, si habrá tormenta. La habrá.

Y esa Historia, monocorde, repetitiva y asesina, es la que debemos empezar a cambiar. Nuestra conciencia, de ser todos en uno, está siendo activada. Quizás sea ya el momento de saber quiénes somos realmente. Quizás el momento esté próximo. Todos tenemos que estar atentos para que no volvamos a caer en los engaños de los de siempre (los manipuladores, los que mienten a sabiendas, los que roban aquello que no les pertenece, los que se adjudican la verdad que a ellos beneficia). Discernamos los mensajes que ya nos están llegando.

Encontrémonos con nosotros mismos, busquemos soledad, separemos las interferencias, dejemos que nuestra mente sintonice en la profundidad de la misma. En ella está la verdad, la única verdad. ¡Rompamos con las cadenas que nos impusieron! Veamos cada amanecer como el milagro que es y al otro como a nosotros mismos. Recuperemos este paraíso, es nuestro, no es de ellos.

¡Unamos nuestras frecuencias con el amor universal!