miércoles, 26 de enero de 2011

A VALCÁRCEL Y AL PP, LE CRECEN LOS ENANOS

O mejor sería decir que le crecen los murcianos, los cartageneros, los lorquinos, los ciezanos, los jumillanos, los yeclanos, los molinenses, los unionenses y tantos otros como los 37 restantes municipios de esta santa tierra. En la pasada manifestación les hemos dado una lección y quedó más que palpable la fuerza de unos ciudadanos que han comenzado a quitarse las vendas que les tenían adormilados y engañados. La fuerza que da el saber que tenemos la razón y el derecho a vivir dignamente. Ellos, los que nos gobiernan en la Comunidad y en los ayuntamientos y el partido popular que los sustenta, han perdido ambas, no tienen ni la fuerza ni la razón. Por tener ya no tienen ni nuestro dinero. La malversación, no sólo de éste, sino también de nuestros recursos y potencialidades están ahí, ESQUILMADOS. Con ellos, ni la esperanza, que es lo último que se pierde, le queda a esta Región de Murcia.

Mira que salir ahora, pensarán algunos, el Tribunal de Cuentas con las irregularidades en la adjudicación del aeropuerto de Corvera. Como todos los datos de viabilidad decían que no era viable, ellos incurren en lo que haga falta. El papel lo soporta todo. Que nos faltan unos millones más de pasajeros, da igual, ponlo y en paz. ¿Qué nos importa a nosotros si este aeropuerto no es ni será viable? A nosotros lo que nos importa es la venta política de la construcción y las otras cosas que ya conoces, después les echaremos la culpa al Zapatero, que para eso está… Si los murcianos no se enteran. Y ya sabes, antes no teníamos la Paramount…aunque al día de hoy, tampoco.

Lo importante es que si, además del Tribunal de Cuentas, tiene que intervenir algún otro Tribunal en este caso, que lo hagan ya, por favor, y a las instancias del pueblo de la Región de Murcia. 200 millones de euros de los murcianos inmovilizados por culpa de la gestión realizada. 300 millones de euros es lo que pretendían ahorrar restándoselos a los funcionarios. No hay por dónde cogerlo. Aunque todo queda entre amigos y eso si que es importante, ¿verdad?

También el TSJ de Murcia informa del mantenimiento de la imputación de 9 delitos al que fuera alcalde de Totana, Juan Morales, todavía diputado regional. Entre los delitos el de cohecho, mira que les gusta esto del cohecho. Esperamos que el juicio sea pronto, son muchos años ya.

Además, los responsables del urbanismo del ayuntamiento de Murcia están hasta los topes. Entre otros con el cohecho, como es lógico. Y la compra ventajosa de parcelas, como otros en la Gran Vía, con ventajas adquisitivas según parece. ¡Lo que da de sí la información privilegiada y las empresas paralelas con fines únicos! Y el ayuntamiento capitalino sin cobrar lo que le deben, a ver si en el Casino…o quizás en la Condomina…

¿Es que se han puesto todos de acuerdo? A ver Campos… ¿dónde está Campos?¿Qué he hecho yo para merecer esto?

Águilas con su Zerrichera, 5 años y seguimos esperando, y con su presidente autonómico, que en el parlamento murciano dijo que “con los papeles en la mano demuestro aquí y en Sebastopol que la Zerrichera es legal”. El día 21 del pasado diciembre se derogaba la orden que aprobaba la urbanización y sin dimisiones, como es preceptivo. ¿Aclarará la justicia este culebrón?

Y Lo Poyo, ¿Cómo estará esto de Lo Poyo? ¿Contará algo el enjuiciado Roca? ¿Llegaremos los ciudadanos a saber de esta trama? Aquí, habría que añadir Novo Carthago. Estas van de misterio y de cluedos

Son sólo ejemplo de los innumerables casos pendientes: Abanilla, Abarán, Caravaca, Ceutí, Cieza, Fortuna, Fuente Álamo, Torre Pacheco, Librilla, Lorca, Los Alcázares, Mazarrón, Mula, Ojos, San Javier, Santomera, Ulea, Villanueva del Segura, el resto de municipios salpicados por la corrupción. ¿Quién da más?

Cualquiera podrá decir, con toda la razón, que son muchos los casos de corrupción política y económica. Es verdad, son demasiados. Quizás sean sólo el reflejo de una acción política, que, como tal, nunca pretendió el bien estar de la sociedad, sino el de unos pocos.

Sociedad murciana que esperaba ser servida, aunque las realidades son las que son. Hemos sido engañados por que no había otro motivo que el propio y vil enriquecimiento personal de cuantos fueron y son. Los que tenían en sus manos el poder, que los ciudadanos les habían confiado, querían alicatarnos toda la región. Acabar con nuestras tierras aunque estuvieran protegidas, ¿Qué más les daba a ellos? Muchos “Murcia Open Bussines” de galería y autobombo. Todo falso, sólo cortinas de humo.

Esta Región de Murcia bien valdría una película, a ver si ahora que Álex de La Iglesia anda por Cartagena se lo plantea alguien y la hace. Éxito taquillero seguro. Nada que envidiar a “Falcon Crest”, ¿Se acuerdan? En esas series siempre había uno que hacía de bueno, aquí ni lo tenemos, habría que buscarlo, a ser posible con bigote. Eso sí, tenemos a todos los demás personajes, a los malos y esos dan una cancha ¡que no te digo! Estoy pensando que esto da para más de una, hay para hacer como en Harry Potter, toda una serie. Lo que faltaría son los líos de faldas. En una buena película tienen que aparecer aunque sean de personajes secundarios. Y algunos buenos cocainómanos que se hacen las suyas propias y se creen que viajan por el mundo exterior y sin escafranda. ¡Menuda retahíla tenemos! Lo que siento es que no aparecerán los caballos y las grandes panorámicas de paisajes naturales, abiertos y limpios, de las películas del Oeste que tanto me gustan. Quizás, más adelante, empiece el guión. Ya les cuento.

Están próximas las elecciones municipales y autonómicas. La justicia no se presenta a ellas pero sí debe estar al lado de los ciudadanos, con toda la responsabilidad social que conlleva tan alta instancia. Y el interés de la ciudadanía está en saber quiénes, de todos los imputados, son merecedores o no de su confianza. Un poco de agilidad, por favor.

Dos son las preguntas que tendríamos que hacernos ahora: ¿No hemos aprendido ya lo suficiente? ¿Vamos a seguir apoyando a estos depredadores de lo público? Piénsenlo, reflexionen, comenten con sus amigos, debatan sobre lo acontecido en esta Región. Háganlo con objetividad y poniendo en la balanza lo bueno y lo malo de estos 16 años. Tienen 113 días para hacerlo con sosiego. Háganlo aunque sea por el futuro de sus hijos. Porque con la experiencia que tenemos, con los mismos, no nos quedará ni la esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada