viernes, 16 de enero de 2015

¡CABEZOS, CABEZOS!

Un nuevo pago a las empresas que mal construyeron el Auditorio y Palacio de Congresos de El Batel, de casi 500.000 euros, es para el vicealcalde de Cartagena algo menor y poco importante. Toda una retahíla de disparates arrastra el mamotreto a la que también habrá que añadir los costes procesales (Paga el que pierde), pero unas decenas más de miles de euros, tampoco serán importantes para el vice. No lo fue que para construir este armatoste se destrozara una grandísima zona portuaria y que su impacto visual haya roto con el paisaje y el horizonte de una ciudad que se abría al mar. Tampoco lo es que se tardarán más de 10 años en su construcción, ni que el presupuesto inicial de 22 millones pasara, hasta ahora, a 66. Tampoco es importante que se adjudicara a amigos y conocidos –sin experiencia en la gestión de este tipo de infraestructuras- porque ya se les dotaba, para los primeros 7 años de explotación, con una ayuda ¿Legal? De un millón de euros para cubrir las posibles pérdidas. Además se creaba una Fundación Oficina de Congresos de Cartagena (2009) que, aparte de los 60.000€ de su dotación fundacional, no sabemos cuánto nos cuesta. Tampoco tiene importancia los costes de mantenimiento de esta infraestructura, pues se hizo otro concurso y que otra empresa se ocupara de los arreglos. Todo lo pagamos nosotros, los cartageneros, pero no es importante.

Lo importante es, según Cabezos, que vienen congresos a Cartagena, que vienen grandes eventos culturales y que al propio edificio lo han premiado en varias ocasiones sesudos arquitectos de no sabemos qué. No olvidemos que todo está cerrado por unas planchas de policarbonato de colorines, que, por cierto, ya están descoloridos y no han pasado ni cuatro años. Todo el hormigón se colocó en el subsuelo para evitar las humedades de la mar colindante, el hormigón y las cuatro bombas chulas y potentes que no paran de succionar las filtraciones, que continúan produciéndose a pesar de tanto hormigón armado. Tampoco las salidas de emergencia son importantes y por eso no se pusieron y por eso no cuenta con esa licencia de apertura que cualquier entidad distinta al Ayuntamiento está obligada a cumplir. Que nunca haya un incendio en plena función, dioses del infortunio, que por favor os lo pido.

Para este vice, eso es lo importante: que unos, mejor los amigos y allegados, hagan negocio a costa de los impuestos municipales. Lleva 20 años junto a la alcaldesa que es quien le ha enseñado todo cuanto sabe de la gestión municipal, pues, no en balde, ha pasado por casi todas las concejalías habidas, incluida la de Hacienda, en la que hizo un soberbio trabajo, pidiendo préstamos y más préstamos y los funcionarios se lo agradecieron infinito. Ha sido fiel y obediente y eso es importante para permanecer en el único lugar donde los resultados económicos negativos no los paga la propia empresa, sino el administrado.

Porque, mire usted, señor Cabezos, a mí y a muchísima gente como yo, que vengan Congresos, que vengan artistas y turistas a Cartagena no ha de ser a costa de nuestro empobrecimiento. Pero a ustedes, los que piensan en que lo público está al servicio de lo privado, les importa bien poco que una parte de la población tenga problemas de subsistencia, mientras otra disfruta y vive mejor y a su costa. Ustedes sacrifican a un tercio o más de la población, para que otros vivan mejor. Lo hacen a todos los niveles y con aquellos que no son de su cuerda. A ustedes les encanta la desigualdad social y la beneficencia, les encanta sentirse superiores a los demás y solo por el dinero que tengan en sus bolsillos o en cuentas nacionales o extranjeras de paraísos fiscales. Ustedes son maestros en tomar lo de todos y repartírselo entre ustedes y el que venga detrás, que arríe.


No se esfuerce en buscar justificaciones a lo que es injustificable. Ustedes, con su Jefa a la cabeza y después de 20 deplorables años al frente del Ayuntamiento de Cartagena, tienen hipotecado el desarrollo y el progreso de este término municipal por muchos años. Han malgastado y dilapidado los fondos públicos (Intervenidos por el Ministerio de Hacienda desde el 2012 y hasta 2022) y ahora que saben que van a perder las próximas elecciones, están intentando dejar atado todo cuanto a ustedes ha convenido y conviene. Ustedes han estado mintiendo y tomándoles el pelo de forma continuada a los cartageneros y éstos, por fin, se han dado cuenta. Lo dejarán claro en mayo y a ustedes los mandarán a casa y verán cuán fría está la calle.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

2015, HA DE TRAERNOS LA VERDADERA DEMOCRACIA

En estos últimos 36 años hemos asistido al lento proceso de disolución de la dictadura en España y ya es la hora de demostrar la madurez política de los españoles, ya no necesitamos ser tutelados ni por credos ni por imposiciones ni chantajes. Es el momento de acabar con esta derecha decimonónica y corrupta. No perdamos esta oportunidad, compatriotas españoles. Haremos bien, mucho bien.

Se ha de entender que, aquellos que sirvieron a la dictadura franquista tras su victoria de una guerra fratricida, dispusieron de 40 años para hacer con el País y con sus ciudadanos toda clase de perrerías, atropellos y crímenes de toda índole. Por ello, muerto en su cama el dictador, y en las últimas cortes franquistas, decretaron una ley de autoamnistía para garantizarse toda la impunidad ante las naturales y normales exigencias de responsabilidad durante todas esas décadas y en contra del pueblo español y sus legítimos intereses. Y que hoy continúan impunes a pesar de las peticiones de la ONU y juzgados argentinos, que tan solo pretenden hacer la justicia que este País necesita.

Obligados por el concierto internacional de las naciones libres y democráticas, no tenían más salidas que abrir la dictadura a una democracia parlamentaria donde los prohibidos partidos políticos tuvieran la representación que los ciudadanos estimarán oportuna. Convinieron con ellos las reglas a observar y de ahí nació el “Consenso”. Los partidos de izquierda no tuvieron más que bajarse un poco los pantalones y permitir que aquellos descendientes físicos e ideológicos del franquismo, mantuvieran el control real del Estado e impusieran los límites y márgenes de esta pseuda democracia que ponían en marcha con un rey obligado e impuesto por el dictador.

Aún, en el año 1981, lo más recalcitrante de la dictadura y ante la posibilidad de la pérdida de sus privilegios, acometió una intentona de golpe de Estado, del que nunca sabremos toda la verdad.

Una Constitución escrita de forma ejemplar pero que no se cumple y ha sido y es vulnerada por normas inferiores, no es realmente una Constitución. Quizás por ello el desapego de los ciudadanos por su Carta Magna y el total desconocimiento sobre ella y la no obligación, por todos, de su cumplimiento, la hacen más papel mojado que otra cosa.

Con estos y otros mimbres de la misma hebra, y la necesidad de los españoles de respirar algo de aire fresco y sentir más cerca una brizna de libertad, votaron, allá por el 82, y en mayoría absoluta al Partido Socialista Obrero Español.

España comenzaba una nueva senda donde las libertades y los derechos de los trabajadores y de las clases sociales bajas y medias comenzaban a sentirse. Derechos como la educación y la sanidad universales fueron recuperados e infinidad de leyes que intentaban alejarnos de la triste y sombría dictadura nacional-católica, se pusieron en vigor. Se alcanzaron las más grandes cotas de igualdad social entre la ciudadanía. El prestigio internacional de España comenzó a recuperarse a los más altos níveles y su participación en los asuntos europeos y mundiales acrecentarse al nivel que como una gran Nación le correspondía y que tanto tiempo había perdido.

Se acometió, además, con la reforma industrial que el País llevaba pendiente desde la revolución del petróleo, cuando los países de la OPEP elevaron los precios de los carburantes al principio de la década de los 70. La modernización y adecuación de nuestra industria no podía esperar más y aunque no fue entendido por el mundo laboral, se hizo a pesar de los costes electorales traducidos en pérdidas de votos.

Al tiempo, los descendientes físicos e ideológicos maniobraban buscando la estructura política, acorde con esta nueva realidad, que les abriera paso a través de las urnas. Fundaron un partido y después otro y de la “alianza popular” pasaron al “partido popular”. De uno a otro, una gaviota. Todos sabemos que la gaviota es el mayor depredador de las costas y del interior, y además siempre figura por encima de las letras PP, como simbolizando lo que en realidad son, depredadores de lo público y popular, al fin. Es el legado aprendido y mamado durante los cuarenta años de dictadura, donde jamás dieron cuentas de tropelías y crímenes, que para eso ganaron una guerra, una cruzada. Para mantener unos privilegios medievales y decimonónicos y una supremacía bien visible sobre el pueblo. Han denegado los fondos para todos aquellos que aún mantienen, en las cunetas de la España que ellos intentaron aniquilar, a sus familiares. Sin embargo, si han habido fondos para repatriar aquellos de la división azul.
Con un hombre bajito y con bigote y poniendo en ridículo hasta los servicios secretos del País, consiguieron ganar las elecciones municipales y autonómicas en el 1995 y en el 1996 las nacionales. Desde entonces la mayoría de los Ayuntamientos y de la Comunidades Autónomas han estado bajo su gestión. Todas estas administraciones ya saben ustedes en qué situación se encuentran: RUINA TOTAL. Ruina porque, desde el gobierno del  bigotito, convirtieron el sector de la construcción en la primera empresa nacional. Construíamos más viviendas que Alemania, Francia, Inglaterra e Italia juntas. Además, construían aeropuertos y centros culturales colosales y auditorios y palacios de congresos. Recalificaban terrenos a urbanos al mismo ritmo que los conejos procrean. Florecían, cuales setas y hongos en el húmedo bosque, grandiosas urbanizaciones con enormes campos de golf adosados y que hoy mueren de soledad pasmosa. Mentían una y otra vez, a los incautos y cándidos ciudadanos, con enormes y monumentales proyectos que sabían inviables e innecesarios, pero que les reportaban votos y votos para sus mayorías absolutas y enormes dividendos. Que de todo eso, nada les iba a costar a los ciudadanos, afirmaban una y otra vez cual letanía adormecedora. Paralelamente, terminaron de privatizar todo lo público que quedaba, que era mucho, a sus amiguetes más cercanos. Y, mientras todo esto sucedía y sus amigos y ellos mismos se llenaban los bolsillos y las cuentas bancarias nacionales y de los fiscales paraísos, nos metieron en una guerra, en la que nada se nos había perdido y en contra de la opinión de millones de manifestantes, con la única intención de llegar a poner los pies de ese bajito con bigote, sobre la mesa de centro de una salita del Bush hijo –que ya pagará cuando le toque- y aparentar una farsa que nos trajo la mayor tragedia en número de muertos por los atentados del 11M y que, hasta el último minuto intentaban engañar culpando a los de la ETA. En horas se celebrarían elecciones generales. Las perdieron. El pueblo español estuvo a la altura y supo darles lo que merecían.

Aprovecharon las bajadas de intereses, el afloramiento de dinero negro –cambio al euro- y sus mentiras, para llevarnos a una falsa e irreal situación de bienestar y de riqueza, que no eran más que un espejismo. El pan para hoy y el hambre para mañana. Ni una sola ley que beneficiara a los ciudadanos, ni una. Sino todo lo contrario, leyes en beneficio de sus correligionarios y amigos del alma.

De nuevo un gobierno socialista que, en su primera legislatura ofrece un gran número de leyes sociales y de beneficios para las clases populares. De igualdad; de matrimonio entre homosexuales; de Dependencia; contra la violencia de género; de educación para ciudadanía; de cheque bebé y 400€; de derecho al aborto; de economía sostenible; de reproducción asistida y selección genética y células madre; de memoria histórica, etc., etc.

En la segunda legislatura de este gobierno socialista y junto a la crisis internacional por las subprime norteamericanas y la latente burbuja inmobiliaria creada por el partido popular, estallan. Hechos que provocan a esa derecha a crispar la situación política con todas las mentiras y con todos los cinismos posibles, y al adelanto de las elecciones. Un programa electoral a la medida de los incautos y de los más ignorantes, provoca la victoria aplastante de ese partido de descendientes físicos e ideológicos y donde dijeron diego, dicen digo. Desde el primer minuto incumplen todo lo prometido en su programa electoral y acometen las mayores reformas y recortes de los derechos y del estado del bienestar social de la inmensa mayoría de españoles. Conocemos de la mafias y redes clientelares que ese partido impopular manejaba durante más de 30 años, chantajeando a grandes empresas –de su cuerda ideológica y también herederas de aquella dictadura- y suplementando con dinero negro pagos y sobresueldos de sus más altos dirigentes políticos. Hoy, la situación es mucho más grave que la que los socialistas dejaron:
NOVIEMBRE 2011
PARADOS
4.420.462
INEM
NOVIEMBRE 2014
PARADOS
4.512.116
INEM
NOVIEMBRE 2011
PARADOS
5.273.600
EPA
NOVIEMBRE 2014
PARADOS
5.427.700
EPA
SUBSIDIOS 2011
2.791.065
858,20
MEDIA
SUBSIDIOS 2014
2.446.687
801,90
MEDIA
EMPLEO 2011
AFILIADOS S.S.
17.248.530

EMPLEO 2014
AFILIADOS S.S.
16.695.752

DEUDA PÚBLICA 2011
737.406.000
70,50% PIB
15.942 per cápita
DEUDA PÚBLICA 2014
1.020.236.000
96,80% PIB
22.000 per cápita
Españoles Exiliados 2011
165 MEDIA/DÍA


Españoles Exiliados 2014
236 MEDIA/DÍA


Fondo Reserva S.S. 2011
66.815.000


Fondo Reserva S.S. 2014
49.598.000



Y esos datos económicos teniendo en cuenta la subida de más de 53 impuestos y tasas, la aplicación de tasas en la Justicia, la disminución de pagas extraordinarias, la considerable reducción de salarios y congelación de subidas. Así, paradójicamente, mientras nos han vaciado los bolsillos, la deuda y el déficit han aumentado de forma considerable. Algo que denota el caos y el sin gobierno en el que llevamos instalados estos tres años. Además del cierre de cientos de miles de empresas, la no financiación de la investigación, la elevación de las tasas académicas y la falta de apoyo a la pequeña y mediana empresa, como el total desprecio al mundo de la cultura.

Sumemos ley mordaza, que está dirigida y enfocada para que la ciudadanía, en uso de sus derechos, deje de tenerlos y coaccionada y chantajeada por la amenaza de altísimas multas a discreción policial y no judicial, para que se queden en casa en silencio y helados de frío, pues pocos son los que pueden pagarse la calefacción.

Sumemos reforma laboral donde los despidos a través de Eres fraudulentos y las rebajas salariales a la discreción empresarial, han provocado pérdidas de derechos laborales y la vuelta a situaciones de verdadera esclavitud laboral.

Añadamos una reforma educativa para que los costes de la educación seleccionen a los que puedan pagar de los que no y así devolverles a ellos, a los descendientes naturales e ideológicos, sus estatus de seres superiores con título universitario. Una reforma educativa que lógicamente contempla el regreso de su filosofía religiosa y su calificación como asignatura obligada, en un nuevo intento de adoctrinamiento interesado para que el rebaño sea apaciguado y reconfortado con el paraíso en la otra vida, porque en esta, son ellos los únicos llamados a disfrutarla. Recordemos aquí, el reconocimiento a su iglesia de su poder de inmatriculación, gracias al cual se quedaron, por 30€, con la mezquita de Córdoba. Y así, con otras muchas propiedades repartidas por el suelo patrio que se las han inscrito como si fueran suyas y que tantos réditos les procuran y libres de impuestos y de rehabilitaciones y reformas que pagamos entre todos vía presupuestos generales.

No nos olvidemos de la estafa realizada con Bankia, de las preferentes, de las tarjetas Black de sus directivos, de su salida a bolsa, del vaciado que provocaron en todas las cajas de ahorros que controlaban en sus feudos autonómicos.

Y tampoco nos olvidemos de su continuada e interesada incursión en el mundo judicial con la eliminación de aquellos valientes y justos jueces que osan ajusticiar a los suyos. Hasta su último fiscal se ha visto obligado a abandonar asqueado de tanta y tanta basura.

Pues estos, todos ellos, incluidos aquellos honorables nacionalistas son los descendientes naturales e/o ideológicos de aquellas generaciones que provocaron una guerra de clases y entre hermanos con la única intención de mantener los privilegios heredados del medievo, de su oscurantismo, de su latifundismo, de su feudalismo, de la riqueza solo para unos pocos a costa del sufrimiento, miseria e ignorancia de la mayoría. De la esclavitud de unos para con los otros por el simple hecho de no haber nacido ni de alta cuna, ni de sangre azul. 

Son ellos pues, la causa de que España no avance como otros países de nuestro entorno si lo hicieron desde siglos y continúan haciéndolo. Éstos supieron sacudirse todas esas viejas y decimonónicas cargas de un tiempo que ya pasó desde la llegada de El Renacimiento, mientras aquí se fortificaban los Pirineos. Supieron, en el momento más adecuado, hacer sus revoluciones sociales y religiosas y acabar con todo aquello que les imposibilitaba crear sociedades estables social y económicamente, sociedades sostenibles e iguales, con derechos y deberes para con todos los miembros de la Nación y sin privilegios para unos pocos que se sienten y se creen superiores por el hecho de nacer donde nacieron.

En este año que va a empezar hay dos citas fundamentales en nuestra Historia, dos procesos electorales fundamentales, básicos y que han de ser ineludibles para todos los españoles y, visto lo visto, aprendido lo que ya hemos aprendido, solo nos queda echarlos a la calle, a la puta calle y sepan y sufran lo que es quedarse sin trabajo y no tener con qué atender las necesidades de su familia, ni las suyas propias. Es una ocasión soberana para el pueblo que desea vivir en paz, con honradez y dignidad. Y no como ellos han estado haciendo con nosotros, con la fuerza, con la imposición del miedo y del chantaje, sino con los votos. Todos han de ir a votar, primero en mayo en las elecciones municipales y autonómicas, y después, en noviembre, las nacionales.

España, los españoles ya no tienen más excusas para expulsarlos del poder, de las administraciones del Estado y dejarlos en una buena cuarentena que pudiera ser, mejor, una centena y para que cambien esa mentalidad medieval y conventual por una más acorde al siglo XXI y con la igualdad social y de oportunidades que todas las personas han de tener por el simple hecho de nacer e independientemente de donde nazcan. Y que de lo que se trata es de hacer NACIÓN y no un feudo de un señor.

Voten a la izquierda, a la que más les guste, pero vótenla. Solo así una izquierda progresista y socialdemocráta podrá tener la ocasión de asentar y construir un nuevo Estado y una nueva Nación de españoles solidarios, libres y dignos. Y que esa socialdemocracia no sienta sobre la nuca la presión, ni ninguna espada de Damocles que representa esa vieja y nefasta derecha franquista y dictatorial. Solo así se podrá terminar con un sinsentido que nos han estado infligiendo por la imposición de la fuerza y de las armas y desde los reyes católicos. Y ya parece haber pasado demasiado tiempo. Es hora de abrir los ojos y nuestras mentes. Ya no podrán seguir engañándonos más tiempo.

No preste más atención a los que solo saben mentirles y robar lo que les corresponde a todos ustedes y no a ellos. Son mala gente, no los vote nunca. Es un favor que se hará asimismo, a todos sus descendientes, a sus amigos y vecinos.

Este es mi deseo para este año 2015 que recién comienza: Que esta derecha española desaparezca del ámbito político y de todas sus instituciones y sea mantenida en el banquillo todo el tiempo necesario para que esculpen sus culpas y cambien. Les vendrá muy bien.

Que nos sea Feliz.

viernes, 12 de diciembre de 2014

LOS VIGILANTES, ALGUNAS PREGUNTAS Y UNA PETICIÓN

Las pirámides, tanto las egipcias, como las latinoamericanas y orientales, no fueron construidas ni por los egipcios, ni por los mayas, ni por los aztecas, ni por ningún chino mandarín. Todos ellos, al conformar sus civilizaciones, ya se encontraron con tan formidables y colosales construcciones. Ni los egipcios tenían los conocimientos, ni las herramientas, ni las máquinas y los sudamericanos no conocían ni la rueda. 

Estas civilizaciones, como las primeras tras el diluvio, de Sumeria y Babilonia, son posteriores al año 12.000 de nuestra Era, año arriba, año abajo. Alguien con mucho poder hizo un borrón y cuenta nueva de lo que existía con anterioridad a lo que hoy conocemos de estos 12 mil años, que, por otro lado, bien poco es. Las literaturas más antiguas de todos los pueblos coinciden en que hubo una gran inundación y que ésta acabó con prácticamente toda la vida sobre la Tierra. El borrón y cuenta nueva.

Antes de esos 12 mil años ya existía una o varias civilizaciones humanas repartidas a lo largo y ancho del planeta. Tenemos datos que confirman actividad humana más allá de los 500.000 años y de las que solo conocemos indicios. Poco o mucho antes de que tuviera lugar ese diluvio universal, nuestro planeta fue visitado por seres inteligentes que bajaron del cielo. Dicen que fueron 200 los que bajaron y que, viendo la belleza de nuestras mujeres, sucumbieron a sus encantos y en contra de la prohibición que tenían, las tomaron para saciar sus apetitos carnales. De esa hibridación surgieron gigantes que devoraban cuanto se les ponía a su alcance, llegando al punto en el que los humanos no daban abasto para alimentarles. Aquellos, en su insaciable apetito, comenzaron a comer a nuestros congéneres sin piedad ni remisión alguna, (Ya sabemos lo mala que es el hambre y de lo que somos capaces de hacer para saciarla) Imagínese seres muy similares a nosotros pero de 10 metros de altura o al equivalente de 6 hombres en un solo cuerpo.

Esos 200, sabedores como eran de la traición que habían hecho a sus mandos y de su no retorno a su mundo de origen, no tuvieron reparo en desvelar algunos secretos a los humanos: “Enseñaron a los hombres a fabricar espadas de hierro y corazas de cobre y les mostró cómo se extrae y trabaja el oro hasta dejarlo listo y en lo que respecta a la plata a repujarla para brazaletes y otros adornos. A las mujeres les enseñaron sobre el antimonio, el maquillaje de los ojos, las piedras preciosas y las tinturas”. La corrupción estaba servida y en todas sus formas. Además, “Enseñaron sobre los encantamientos y el corte de las raíces; a romper hechizos, brujería, magia y habilidades afines; a entender el significado de los signos de los rayos y el presagio de las estrellas y de los relámpagos; las señales de la propia tierra; los presagios del sol y de la luna”.

Podríamos decir que, antes de todas estas enseñanzas, el ser humano sería algo parecido a los miembros de una tribu amazónica que aún, hoy, no haya tenido contacto con nuestra civilización. Cándidos y gentiles, buenos hombres y mujeres en contacto directo y respetuoso con la Naturaleza que les rodea y sustenta y los mantiene en igualdad social. Nada de cuanto les rodea les conduce a tomar ninguna otra aptitud distinta hacia los otros, nada que procure daño a los demás. Toda su relación es de cooperación y de colaboración, sin otro interés que salvaguardar la vida mutua. Algo más parecido al paraíso. Pero, en un momento de nuestra lejana historia, llegaron esos 200 vigilantes de otro mundo que, contraviniendo las normas que tenían dadas, nos enseñaron justo todo aquello que ha roto, desde entonces, nuestro sentimiento y nuestra natural necesidad de colaboración y de respeto mutuo. Su conocimiento terminó con el paraíso en el que estaban aquellas culturas. Crearon, a través de objetos materiales, la desigualdad y la inferioridad. Y entre esta nueva situación de poder y sus híbridos gigantes, nos podemos imaginar la que se montó. Entre otras cosas porque aún nos dura esa maldad que nos esparcieron a diestro y siniestro. O sea, que aquello de la manzana no fue tan simple.

Cuántos fueron los siglos de estos hechos, los desconozco, pero tuvo que ser muy gorda, porque a billones o a trillones (O los que usted quiera) de kilómetros galácticos llegó la noticia: “Como parte de los hombres estaban siendo aniquilados, su grito subía hasta el cielo”

Entonces, “Miguel, Sariel, Rafael y Gabriel” observaron la tierra desde el santuario de los cielos y vieron mucha sangre derramada sobre la tierra y estaba toda llena de la injusticia y de la violencia que se cometía sobre ella”.  Así que fueron a contárselo al superior de los superiores y pedirle qué debían hacer.

El superior de los superiores ordenó a Sariel “Ve hacia Noé y dile en mi nombre, “escóndete”, y revélale la consumación que viene, pues la tierra entera va a perecer, un diluvio está por venir sobre toda la tierra y todo lo que se encuentre sobre ella perecerá” “A Rafael le ordenó encadenar de pies y manos al que enseñó a fabricar espadas y escudos”; “A Gabriel que procediera contra los bastardos y réprobos hijos de la fornicación y que hiciera desaparecer a los hijos de los Vigilantes (Los 200) de entre los humanos”; “A Miguel le encargo anunciar al jefe de los vigilantes que sus hijos perecerán y ellos verán su destrucción y que los encadene. También le dice a Miguel, que destruya todos los espíritus de los bastardos y de los hijos de los Vigilantes porque han hecho obrar mal a los humanos. Que destruya la opresión de la faz de la tierra, que haga perecer toda obra de impiedad y que haga aparecer la planta de la justicia. Que todos los árboles de la tierra que deseen serán plantados en ella y sembrarán allí viñas y cada una de ellas producirá mil jarras de vino y cada semilla producirá mil medidas por una, y una medida de aceitunas producirá diez lagares de aceite. Le sigue encargando a Miguel que limpie la tierra de toda opresión, de toda violencia, de todo pecado, de toda impiedad y de toda maldad que ocurre en ella y que las haga desaparecer”

El superior de los superiores reconoce que: “Así todos los hijos de los hombres llegarán a ser justos y todas las naciones me adorarán, se dirigirán en oración a mí y me alabarán. Que la tierra estará limpia de toda corrupción, de todo pecado, de todo castigo y de todo dolor y yo no enviaré más plagas sobre la tierra, hasta las generaciones de las generaciones ni por toda la eternidad. Que en esos días abrirá los tesoros de bendición que están en el cielo, para hacerlos descender sobre la tierra, sobre las obras y el trabajo de los hijos de los hombres y la paz y la verdad estarán unidas todos los días del mundo y por todas las generaciones”

Recopilando: Antes de esos 12.000 años hubo otras civilizaciones de las que no conocemos nada. Tan solo eso que llaman ooparts y en español, “Artefactos fuera de lugar”. Que, antes de esos 12.000 años, nos visitan 200 vigilantes, seres inteligentes muy avanzados que llegan a nuestro planeta y no se les ocurre otra cosa que aparearse con nuestras mujeres y de la hibridación nacen gigantes que están a punto de aniquilarnos como especie terrícola. Para evitarlo el jefe superior de todos los superiores ordena ese diluvio para acabar con esos híbridos gigantes y salvaguarda a Noé y familia. Y promete una suerte de segundo paraíso para la nueva civilización superviviente al diluvio. 
  
Pero hay algo que no cuadra en esta historia, porque desde entonces, los gigantes-ogros habrían desaparecido (Solo han quedado para los cuentos infantiles y para el subconsciente colectivo de la Humanidad), pero no se consiguió lo ordenado a Miguel  “que limpie la tierra de toda opresión, de toda violencia, de todo pecado, de toda impiedad y de toda maldad que ocurre en ella y que las haga desaparecer” Nuestro mundo, desde entonces, ha continuado presa de la maldad, de la corrupción y de la mentira.

Alguien no hizo bien el trabajo que el superior de los superiores le encargó y lo que él reconoce será la vida de los nuevos hombres  y mujeres, pues nada tiene que ver con nuestra historia más reciente en estos 12.000 años, ni con el presente. El mundo continúa guerreando y muriendo de hambre y de enfermedades.

Algún gigante o alguno de esos vigilantes quedó con vida o sus enseñanzas no fueron eliminadas con ellos y nos han seguido haciendo la puñeta todos estos miles de años. Y contándonos una cantidad de sandeces y cuentos chinos que no hay por dónde cogerlos. Hemos sido vilmente engañados y nuestro pasado tergiversado, manipulado soezmente. Somos el residuo de una gran mentira y lo consentimos. Los sistemas que nos hemos ido dando como civilización son producto de una estafa. Cómo podemos pretender salir del pozo en el que estamos, si desconocemos que estamos sumergidos en él.

Lo que yo me pregunto es dónde están Sariel, Rafael, Miguel y Gabriel y el superior de sus superiores. ¿Se olvidaron de nosotros?

¿Qué tuvo que pasar para que estos seres súper avanzados nos dejaran abandonados? Al fracasar en su intento, ¿Fueron superados por otros seres tan avanzados como ellos?  ¿Cuántos son los seres inteligentes que pueblan ese Universo que desconocemos? ¿Qué ganan estos depravados con hacernos lo que nos hacen? ¿Es un juego, una prueba de su poder contra otros de su misma especie y capacidad? ¿Se tienen, acaso, repartido el Cosmos y todo cuanto en él pueda desarrollarse, como un botín de guerra? ¿Quién nos contará algún día la verdad de todo este tinglao? ¿No tenemos derecho a saber la verdad? ¿A quién no interesa que la sepamos? Nuestro futuro como especie, ¿Está garantizado de seguir el camino que llevamos? ¿Está nuestro planeta Tierra seguro? Las trece familias que dicen que gobiernan este mundo, ¿Son descendientes biológicos o ideológicos de estos vigilantes?

¿Dónde está el superior de los superiores?

Saber la verdad, ¿Será peor que mantenernos en esta mentira? Nuestro mundo está poseído por el mal, por los corruptos, por lo codiciosos y ávaros,  por los malvados de todas las especies; pero la mayor parte de la gente no es mala, no nace mala. Las malvan esos pocos depositarios del conocimiento de aquellos vigilantes renegados. Por eso hay sufrimiento, tanto o más que cuando los gigantes-ogros nos devoraban.

Quizás no son suficientes nuestros lamentos, como lo fueron entonces, y no llegan a tanta distancia. Quizás, incluso, es que tras tantos miles de años infructuosos, nos hayamos resignado y aceptado el sufrimiento como algo sustancial con nuestra naturaleza o ya no tengamos ni fuerzas, ni ánimo o que las mentiras que nos han contado se hayan convertido en una falsa verdad que nos mantiene encarcelados en ese pozo.

¿Bajarán de nuevo Sariel, Rafael, Miguel y Gabriel y cumplirán con lo que les ordenaron?

Pues que sea pronto, porque esto cada día se está poniendo peor y no parece que vaya a terminar felizmente, porque ahora, somos nosotros nuestros propios ogros.

Quiero elevar a los cielos mi más profundo lamento y por ello escribo esto. A ver si les llega.

José María Hernández
http://amplituddemiras.blogspot.com     

Nota: Los entrecomillados pertenecen al Libro de Enoc. Enoc fue llevado a los cielos para que escribiera todo cuanto se le dijo y eso hizo. Enoc desapareció cuando tenía más de trescientos años, el Génesis cuenta que fue dios quien se lo llevó. En el concilio de Nicea, junto a otros libros antiguos, el de Enoc fue eliminado de la Biblia.

Como decía Sagan: “Hemos averiguado que vivimos en un insignificante planeta de una triste estrella perdida en una galaxia metida en una esquina olvidada de un universo en el que hay muchas más galaxias que personas”. Es realmente asombroso dimensionar la inmensidad del cosmos, y a la vez, ese pensamiento me conduce a todo lo malo que acontece en nuestra casa. Tanta guerra, tanta injusticia metida en un diminuto punto.

jueves, 27 de noviembre de 2014

CORVERA Y MÁS COSAS

Hay cosas que aunque las tengamos a la vista y delante de nuestros ojos, no las vemos. Me refiero al propio nombre de CORVERA, una de las pocas palabras que podemos obtener cambiando el orden de las letras es: REVOCAR y revocar significa “Dejar sin efecto una concesión, un mandato o una resolución”

¿Ves que fácil? Otros, sin embargo, llevan años y años con un caprichito de aquel que se fue a Bruselas tan contento y feliz, para llegar a esa situación que, solo la alteración de las letras, indica que sucedería. Mientras tanto, los ciudadanos de esta ignorante Región, pagando esta, como tantas otras, fuente de despropósitos y negocios privados. La vajilla y la cristalería están más que completadas pues en estos 20 años, han comprado y vendido más papeletas de las necesarias. Pero no hay mesa que soporte el peso de tales ajuares, ni fulano que lo quiera. Porque ese ajuar del que nos han ido dotando está más endeudado (Más de 7.000 millones de euros) y, además, es un ajuar inútil e inservible al que habría que dotarle, aún más, de nuestros impuestos, y nuestros bolsillos ya están más que vacíos y no servirían para nada.

Los encargados de la compra del ajuar regional han dispuesto de toda la confianza, quizás motivada más por el engaño y del silencio cómplice de aquellos que sí obtenían sus porcentajes en los beneficios del sin sentido continuado. La cuestión es que aún quedan demasiados que opinan que el ajuar está bien y que es práctico, o eso dicen algunas encuestas. ¡Pobres! Los platos y cubiertos para el postre no los pagaremos directamente, sino en diferido, pues es el gobierno español, otro peor, el que pagará lo que decían pagaría Bruselas. Es lo de la Paramount, que siguiendo el juego inicial, nos sale TUMOR PA NA´. Y en eso se convertirá, gracias a sus pésimas gestiones de lo público al beneficio de lo privado.

Echando cuentas de estos veinte largos y penosos años, no salen ni utilizando a Garre que, por mucho REGAR, no conseguirá na´ de ná. Que de donde no hay no se puede sacar, amigos. Que no han traído ni una gota. Este hombre que se ha pasado media vida sin dar palo al agua, como diputado y senador y que se vio donde se ve, por los peores designios del peor de los peores de esta manada de animales depredadores con alas, pico y emplumados.

Dice Rajoy que no hay que generalizar, “que España no está corrompida, España tiene algunos corruptos” Le puede su cinismo. La realidad es la que es, y lo es, porque en este viejo y cansado País seguimos rindiendo pleitesía a quienes nunca la merecieron. Y les rendimos pleitesía porque ellos utilizan el miedo y la mentira como armas de ataque. Puede, eso espero, que pronto este viejo pueblo despierte a su ceguera y rompa ese cordón umbilical del miedo y del vasallaje secular y los mande a la calle, a la puta calle, a ganarse la vida como todos. Una de las mejores cosas que nos pueden ocurrir es que  nadie les vote nunca más y este partido, descendiente de las peores alimañas, se haga añícos. ¡Desaparezcan de la vida pública y de la democracia en la que nunca creyeron!

Que se quejan los cartageneros de financiación insuficiente para el AVE a Cartagena, ¿Qué problema hay? Se modifica y se anotan más millones, que no pasa na´ y todo sea por acallar las voces más sensatas. Que la UPCT, en un informe bien estudiado y objetivo, dice que el AVE es viable en la actual estación y que es fundamental para solucionar los problemas urbanísticos, qué les importa a ella (Alcaldesa) y a ellos (Palmeros) Ellos van a lo suyo, que es seguir engañando a la gente.

Que Contentpolis se vino abajo, pues se sacan de su chistera, sin fondo, lo del barrio de emprendedores, c-tracción y te cuentan otra más película de color de rosa, que si escarbas solo un poco, ves que no hay por dónde cogerlo. De todo ello han estado viviendo estos 20 años: de mentiras, de falsos proyectos, de ideas grandilocuentes, de maravillas del subconsciente onírico que, pasados los años, se transforman en pesadillas de las más horribles y que nosotros pagamos de nuestros esquilmados bolsillos. “Cabo Cope, Novo Carthago, Puerta Nueva, Palacio de Congresos, Palacio de Deportes, El Gorguel, Paramount, Contentpolis, Parque Científico, Aeropuerto, Plan Hidrológico, Ave, Corredor del Mediterráneo, ZAL, Autovías sin destino, Hospitales que cierran…, añada usted, que seguro hay más.”

No han dado ni una en el clavo, NI UNA. Los salarios y pensiones más bajos del País, 27% de pobreza en nuestros hijos, un paro insoportable, miles de desahuciados de sus casas, gentes que no llegan ni al día quince del mes, miles comiendo de la beneficencia, estudiantes que no pueden estudiar, jóvenes sin trabajo que se marchan a otros países, ancianos sin dependencia, niños sin libros –pero, eso sí, con mucha religión-, etc, etc. Esta es la realidad que nos han ido tejiendo en estos 20 años, este es el resultado de sus políticas y gestiones. ¡VERDADERAMENTE TRISTE,  PENOSO y DENIGRANTE! ¡ANGUSTIA y MISERIA!, es lo que nos han generado toda esta gentuza. Cuando puedas, vas y los vuelves a votar.

Quería referirme, ya para terminar esta perorata, a ese alcalde que se oponía a la construcción del macropuerto del Gorguel y que ahora que lo han ascendido a consejero de Fomento, dice que lo defenderá a muerte. Claro ejemplo de coherencia y de principios. ¡Pobres unionenses que le votaron! Vergüenza ajena que se llama. ¡Qué se puede esperar de tales criaturas, con alas, pico y plumas y mucha sinvergonzonería en sus entrañas!


Así va todo y mientras usted lo permita con su voto o no voto.

viernes, 7 de noviembre de 2014

DESCUBIERTOS, TOCADOS Y HUNDIDOS

Así se encuentra ese barco que llaman PP: descubierto, tocado y hundido. Ese conglomerado de la verdadera y única casta nacional está a punto de hacer aguas gracias a las tantas y tantas vías que ellos mismos han ido abriendo en el falso e hipócrita casco que les hacía flotar.

Después de muchos años, han sido descubiertos en cuáles fueron y son sus verdaderos intereses en este maltrecho, por ellos, País llamado España. Solo ellos fueron y son los que siempre vivieron por encima de sus posibilidades y a costa, siempre, de las nuestras. Nos han hundido los Ayuntamientos; las Diputaciones; las Comunidades Autónomas el Estado; el País; la Nación entera. Hasta nuestro prestigio internacional han echado por tierra.

Han demostrado lo que siempre fueron: las sanguijuelas insaciables del españolito de a píe. Jamás, ese españolito de toros, procesiones, romerías y fútbol, fue de su interés, ni esa España de la que tanto se les llenaba la boca. Tan solo fuimos y somos aún el instrumento a través del cual ejercían el saqueo contra todos nosotros y contra el suelo que nos da cobijo. Tan solo ellos, sus familiares y amiguetes fueron siempre los únicos beneficiados de nuestra ruina como personas y ciudadanos.

Su propia usura y codicia, insaciables ambas, se han convertido en sus propios verdugos. La mentira, su desfachatez y prepotencia los arietes con los nos golpeaban una y otra vez con la intención, la malvada intención, de crear toda la confusión posible que les hiciera parecer lo que nunca fueron y arrebatar, cual trileros, la voluntad real de nuestra decisión y condición.

Ellos representan todo lo viejo de la Historia que tanto benefició a sus ascendientes y a ellos mismos. Nunca ejercieron el gobierno con la finalidad del bien general de los españoles y de España. Lo ejercieron, y otras veces lo usurparon, con la única y sola intención de hacerse más poderosos y más ricos. Siempre nos despreciaron en la oscuridad de sus conciliábulos donde urdían todas sus insidias hacia nosotros, el pueblo.

Han sido, por fin, descubiertos en todos sus latrocinios. Están a punto de hundirse y para ello necesitan un último agujero en su infame casco: Que nadie les vote, que nadie del pueblo les crea ya, que nadie les confié más su soberanía.

Solo cuando sean hundidos, este País, esta Nación podrá respirar y ver un amanecer nítido y claro. La purificación y la liberación de nuestro verdadero sentir, de quijotes y sanchos; de escritores y pintores; de científicos e investigadores; de filósofos y pensadores; de atletas; de innovadores e inventores; de artistas y de músicos; de aventureros y de eruditos, podrán salir a la superficie y otra forma de convivencia y de desarrollo de nuestras potencialidades verán la luz que nos han negado durante tantos y tantos siglos.

Hundir esa vieja nave ha de convertirse en una clave nacional. Es el lastre que nos ha mantenido ignorantes y silentes, varados a un muelle del que nada, ni nadie, era capaz de partir, anclados para ser sus sirvientes y lacayos. Con ellos jamás hicimos avance alguno, nos volvían a anclar a ese muelle que tanto les agrada. Sin ellos, y lo que siempre representaron y  representan, tendremos futuro para nuestros hijos y esta Nación se hará grande y dejaremos los complejos y los prejuicios que nos inocularon para adormecernos y manejarnos a su antojo. ¡Que desaparezcan de nuestras vidas todos ellos! ¡Ni un solo voto del pueblo! ¡Esa es la justicia que debemos esperar! ¡La que los españoles ejerzan con toda su inteligencia y saber!


¡Despierta España!