miércoles, 5 de agosto de 2015

TREINTA Y CINCO AÑOS DEL NUEVO CAPITALISMO SALVAJE Y DE LO QUE SE NOS VIENE ENCIMA

Los neoliberales y neoconservadores se hicieron con el poder económico y financiero a partir de la década de los ochenta. De la noche a la mañana derribaron el muro de Berlín y comenzaron a globalizar este pequeño mundo. Una de sus misiones fue despojar a los tradicionales Estados de su riqueza y de sus empresas públicas, con el consabido eslogan de que lo privado es más barato y más rentable. Despojar a esos grandes Estados de su capacidad de interacción en la economía y despojarles de su soberanía tan solo les supuso unos pocos años y era el primer paso para desmantelar términos como “Estado de Derecho”, “Cohesión Social”, "Estado del Bienestar" y con ellos, llegar al fin de la “Democracia”.

Tras una treintena larga de años, esos Estados-Naciones ya no tienen otra cosa que deudas colosales que jamás podrán ser pagadas y que mantendrán a generaciones enteras subyugados a su pago. Estos pueblos aún soportan estos últimos ocho años de crisis planificada, impuesta y obligada con una resignación digna de la mayor de las alabanzas. Pero ellos, los fieles a esa nueva realidad del mercadeo como medio y fin, continúan exigiendo más ajustes porque exigen que las deudas, por ellos creadas e impuestas, les tienen que ser devueltas. Y continúan las pérdidas de prestaciones públicas, las subidas de impuestos, las bajadas de salarios, las pensiones ridículas e insuficientes y la pobreza que nos mira de frente y desafiante.

Jamás en la Historia sufrió tanto este mundo. La globalización no acercó a los pueblos sino que los expolió aún más. África se desangra en cruzar la frontera que la separa de una Europa en retroceso y bancarrota. Asia, convertida en la fábrica fácil del mundo, no soporta ya los costes medioambientales provocados ni tiene compradores para su enorme producción. América del Sur chantajeada por las oligarquías de siempre que les impiden cualquier despegue. El Oriente Próximo desangrándose en guerras obligadas donde vender el armamento que otros fabrican.

Tras esos treinta años, ese neoliberalismo ha demostrado cuáles fueron y son sus planes: saquear al mundo, destrozarlo, hacerlo inviable. Convertirlo en una pocilga global que terminará por estallar con tanto metano suelto.

De nada sirvieron las conferencias internacionales, ni las Naciones Unidas, ni los G-8, ni los 10, ni las ONGs, ni la madre que los parió a todos.

Lo inmediato, es que nuestros hijos no tendrán trabajo. No serán necesarios para producir lo preciso para todos. Dicen que el 50% de los puestos actuales desaparecerán.

Nos venden un mundo transhumano, un mundo donde la tecnología ya no será proveedora de mano de obra sino todo lo contrario. Habrá más desempleo, mayores desigualdades sociales, mayores cotas de pobreza en este desolado mundo. En algunas películas lo anuncian y nos quedamos tan felices e impasibles. No tenemos ni idea de lo que nos tienen preparado. Algunos piensan que esa nueva tecnología les hará eternos y que podrán vivir para siempre, gracias a su infinito dinero. Lo que les pase a los demás o este planeta les importa bien poco, antes cumplir su sueño de ser inmortales. Y eso aunque sea encerrados en “Guetos Súper VIP”. ¡Mala pinta tiene este futuro, si el chip no lo cambiamos!

Pensaran así aquellos que creen que la Humanidad son ellos y sus ayudantes. No son conscientes de que ellos no son depositarios de absolutamente nada, si exceptuamos el dineral que nos han estado robando gracias a sus ingenierías financieras y estafadoras donde las haya. Están enfermos.

Para paliar los efectos, ensayan con rentas básicas con las que contener el desánimo social y su natural y lógica rebeldía. Pero no podrá ser suficiente. Habrá algo más escondido en la recámara de esta arma de destrucción masiva en la que estamos, si no tomamos conciencia de la situación.

Esa tecnología es inadecuada con el sistema que la ha creado. Por eso hay que cambiar ese sistema. No conoce de barreras y es accesible a todos y además no se le puede poner precio. Y eso les jode. Porque en su maniqueísmo ideológico “todo ha de tener un precio que alguien ha de pagar, le cueste lo que le cueste”. Y no tiene por qué ser así. Ese paradigma debe ser resuelto y no ha de ser difícil. Es cuestión de generosidad y de alguna virtud más, de esas de las que nos hemos ido olvidando. Y también de un cambio mental que rompa con milenios de esclavitud y servilismo.


Si el salto tecnológico se ha producido, debiera ocasionar el salto cultural correspondiente que haga posible la conjugación. Nuestros más inmediatos antecesores trabajaron muchas más horas de las que hoy empleamos para hacer lo mismo. Bajamos, en pocas décadas, de 16 a 8 horas y podemos, debemos, seguir bajando hasta las justas que sean necesarias. Que el axioma este del trabajo como el instrumento a través del cual se obtienen los derechos, ha de cambiar. Si el salto tecnológico está aquí, pongámoslo al servicio de todos los seres humanos y que éstos lo disfruten como mejor les parezca. Una Humanidad liberada del trabajo como esclavitud, es una nueva concepción, como dejar de pensar que la Tierra es plana. Es un salto que se produjo gracias a la tecnología. Hoy, esa tecnología puede procurarnos ese otro gran salto evolutivo. Siempre y cuando los banqueros sean puestos a buen recaudo, ¡Claro está!  

domingo, 19 de julio de 2015

LOS "SINTOMAS" Y EL BICHITO


Es curioso que esta palabra provenga del griego porque, en el caso que nos ocupa, nadie como los griegos, nadie, sabe más sobre la enfermedad que les está atacando, por lo menos dentro de este club europeo que pensábamos estaría a salvo de sus ataques e infecciones. O igual sí, porque anda que no hay ejemplos en este desgraciado y empobrecido mundo, endeudado como está más arriba de  las cejas.

El virus, cual humor maligno, que le está infectando no necesita de grandes complejidades en sus estructuras, es simple. Posee una herramienta letal per se y da igual quien parezca que la tenga, él controla sus flujos y reflujos y no la mera apariencia. Lo llamamos dinero.

El sistema donde anida el virus no posee ninguna estructura que le provea de inmunología. Nadie, hasta ahora, procuró la vacuna contra su propio mal. Porque, para ellos, los que idearon la enfermedad, lo importante no es la salvación  del organismo, éste tan solo es un medio más, el principal. No olvidemos que el objetivo es la creación de la riqueza y de la abundancia, pero solo para unos cuantos elegidos por los designios de los peores dioses. Y en ello y para ello, se aplican.

Creced y multiplicaos nos dijeron hace tiempo. Pero se olvidaron de los condicionantes que nos serían impuestos, aunque fueran contrarios al bienestar social, cultural y económico de la inmensa mayoría. Los griegos, por ejemplo, ya han dejado eso de la procreación a un lado porque traer a otro ser superior con cargas económicas y fiscales a ese suelo infectado, no tiene mucho sentido ni coherencia alguna. Un bebe griego nacerá hipotecado para toda su vida, mucho más que todos los demás nacionales de esta Europa sin norte y con más de 200 millones de pobres extremos. Y, al hilo, ¿Qué ocurriría con la deuda griega, si, de la noche a la mañana, desaparecieran todos los griegos? Lo más seguro es que el virus migrara esa deuda a otros organismos, necesita mantenerse vivo y cuerpos que lo alimenten, aunque extenúen. Así es el sistema vírico  que nos ocupa y que más parece una sanguijuela insaciable.

Ese sistema vírico no es bueno para para el ser humano, no es bueno para la Humanidad, es suicida por sí mismo y nos mantiene presos. A pesar de ello, nadie lo cambia, nadie lo combate y, quizás por eso, se hace cada vez más fuerte. Nadie tiene el poder suficiente para hacerlo. El virus es el puto amo. O te conviertes en un fiel servidor, o pereces. Aunque, da igual, porque, de una forma u otra, pereces, y, paradójicamente, ellos también. Solo unos poquitos sobreviven a la infección utilizando los propios mecanismos de los que se vale el bichito, incluidos juramentos y sacrificios sacramentales y que, de seguro, comenten el mayor de los sacrilegios. ¡Allá ellos y lo que hagan con su espíritu y con esta humanidad de la que se creen los dueños y señores!

La cuestión griega puede ser el principio de un trágico final. Si la solución es más de lo mismo, solo es cuestión de tiempo hasta que la última gota rebose el contenido del vaso de la paciencia. Quizás esto es lo que el bichito busque porque, después de todo, él siempre gana. E incluso puede ser que el final escrito del acto sea ese, el culmen, la apoteosis, la detonación de la tragedia y que ya, no solo será griega. Las soluciones no pueden provenir de quien mantiene vivo al bichito, ni de él mismo. Han de ser otras y distintas. Solo así esta vieja Humanidad podrá dar el paso que le falta para alcanzar las metas con las siempre ha soñado. Hemos de liberarnos del chantaje al que nos tienen sometidos y que la verdadera justicia impere de una vez.

No nos olvidemos, la infección está en el mundo entero. Un virus suelto, alentado y justificado por aquellos que debieran combatirlo, se hace más fuerte por momentos y su usura es insaciable. Si en la balanza no hay el contrapeso correspondiente, ésta tiende al desequilibrio y cae irremediablemente. ¿De qué sirven los estantes repletos si no hay dinero con el que comprarlos? ¿De qué sirven los estantes vacíos si hay dinero con el que comprarlos?

No vamos por buen camino. El presente y el futuro de cualquier pueblo no pueden estar sujetos a los intereses particulares de unos pocos y más cuando los intereses de quienes gobiernan, bien dando la cara o tras las bambalinas, no son los intereses de la gente. No todo es una cuestión mercantilista, ni ésta ha de ser el centro de ninguna política cuando sus fines no son los de procurar el bienestar de todos los seres humanos hechos a imagen y semejanza de sus creadores. Porque dudo mucho que éstos, nuestros creadores, se manejen bajo las premisas economicistas en las que estamos nosotros anclados, ni cuenten con la interesada obsolescencia programada.
Sencillamente es imposible imaginar que lleven cartera con billetes, monedas o tarjetas en esas naves. Es absurdo.


Tan absurdo como seguir como estamos, sin darle a esto una vuelta y descubrir otras posibilidades y realidades más favorables a nuestra evolución como seres superiores que somos en verdad y rompamos con tanta mediocridad y complacencia obligadas y cómodas de unos para otros. 

sábado, 9 de mayo de 2015

PILAR BARREIRO AHORA ES TAMARA Y DE CÓMO NOS TOMAN POR TONTOS

Uno, que no es letrado ni tenedor de títulos sobre la pared, lee cosas y algunas le llaman sobremanera la atención. Me explico, un Auto judicial es el veredicto final a una causa y, digo yo, que ese auto debe ser inmaculado en cuanto a su contenido pues, si no fuera así, qué credibilidad podría tener. Es el medio a través del cual el magistrado firmante informa y traslada las conclusiones de sus investigaciones sobre el caso en cuestión. Y en estos casos no tratamos de temas baladíes y sí de consecuencias muy importantes y transcendentales, tanto para unos como para otros.

Leía el auto de la sala de lo Penal del Tribunal Supremo y en sus “Antecedentes de hecho” punto primero decía … “Al existir indicios racionales de criminalidad contra Doña Tamara, Alcaldesa de Cartagena y Diputada en las Cortes Generales en la presente X Legislatura, como así consta acreditado en autos”.

Lo primero que me viene a la cabeza es que ya empezamos mal: ¿Cómo pueden errar en el nombre de la persona objeto de la causa? Si yerran en esto qué credibilidad tendrá lo que viene después? Si llamamos Tamara a quien se llama Pilar Barreiro, qué de cierto habrá en el resto. Si no hay exactitud en el nombre del sujeto, cómo la habrá en cualquier fundamento posterior. En las tres primeras páginas se repite tres veces el nombre de Tamara, como alcaldesa de Cartagena, o también podría haber sido la alcaldesa de villa enanitos de abajo, porque, ya puestos, parece que es irrelevante saber de quién estamos hablando, quién es la imputada.  No hay verdad, ni exactitud en lo que se dice y con este  pésimo inicio continúo la lectura del auto.

En su apartado II. Razonamientos Jurídicos, me llama la atención lo siguiente: “…se practicaron las diligencias necesarias en averiguación de los hechos presuntamente delictivos atribuidos a la Alcaldesa. Dichas pruebas estuvieron constituidas por la declaración de Doña Tamara, el pasado 5 de marzo, asimismo se aportó numerosa documental, así como los planos correspondientes…” O lo que es lo mismo, el juez instructor solo ve necesarias las pruebas que aporta Tamara, o sea, la imputada. Es el acusado el único que aporta pruebas que, lógicamente, le serán favorables en su defensa, ¡faltaría más! Esas pruebas contienen un interés claro que es el que responde a los intereses de la acusada y, quizás, no a los intereses de la propia Justicia.

Ya en el apartado III… “Tras la práctica de las diligencias de instrucción se descarta todo vestigio de indicio del delito imputado, ya que toda la tramitación de la Modificación Puntal 113 se ha llevado a cabo conforme a las normas establecidas por las disposiciones vigentes en cada fase de tramitación.” Subrayo este párrafo porque indudablemente será cierto, aunque también es posible que el “criminal” haya eliminado, previamente, todas las posibles alarmas que delataran su crimen. Quizás la voluntad manifiesta y los indicios en el tiempo conducentes a procurar un fin no sean de importancia. Pondré un ejemplo: “Una banda criminal fija su objetivo en perpetrar un gran golpe en un gran banco. Lo primero es planificar y estudiar qué inconvenientes tendrán en contra y procurar eliminarlos, cosa que lleva su tiempo. Así van detectando y eliminando todo aquello que no les conviene para su plan magistral. Al final dan el golpe y se hacen con el botín. Si son descubiertos irán a la cárcel y tendrán que devolver lo robado. No les será de eximente la eliminación previa de todas las alarmas que el Banco instaló en defensa de su dinero, aunque sean sus propias argumentaciones ante el juez las únicas que se cotejen”. Algo parecido puede haber sucedido aquí. Hay un territorio protegido de la especulación inmobiliaria  en donde algunos se fijan y se alían con los necesarios para procurar los cambios de la protección y conseguir sus objetivos. Son los años de la locura inmobiliaria y especulativa que nos ha llevado a la ruina en la que estamos hoy. No nos olvidemos de la desaladora de Escombreras que también juega en el plan y que tan cara estamos pagando.

En cualquier caso, este auto de diez hojas se carga el trabajo de otro magistrado, Manuel Abadía, que le llevó 8 años de minuciosas investigaciones y donde “los indicios racionales de criminalidad contra la alcaldesa de Cartagena son muy sólidos y consistentes”. En él supimos de otros imputados como el consejero de agricultura, Cerdá, de tan presurosa e intencionada dimisión y de las numerosísimas cuentas corrientes que muchos de los altos funcionarios o políticos implicados en el caso tenían y del relevo de funcionarios que no comulgaban con esta historia. Construir dos campos de golf, dos hoteles y 10.000 viviendas conlleva una grandísima inversión y, por lo conocido hasta ahora y en estos últimos años en España, el enriquecimiento de unos pocos, a costa del empobrecimiento de la mayoría. Tampoco olvidemos aquello que dijo Guillén sobre Pilar, de que iba a largar y desvelar las presuntas falsedades vertidas contra el en el T. Supremo. Recordemos el “Pacto de Silencio” al que llegaron en el despacho de unos abogados en Cartagena y del que solo ellos sabrán.

Por otro lado, verá el lector que no entro en los temas de fondo del PORN, del PGOU, del PGMO, del SNUE, del SGEL, de la Red Natura y de cualquier otra figura normativa, no soy experto en ellos.

Lo que si reitero es la ligereza con la que se tratan determinados temas que son del interés general de los ciudadanos por parte de algunos altos estamentos del Estado y que flaco favor hacen a esta democracia con resoluciones de las que previamente todos hemos sido capaces de deducir su final y en las que se intuye cierta intromisión de personajes oscuros que, aprovechándose de las sombras y el poder que ostentan, ellos y los que les mandan, tergiversan y manipulan el normal desarrollo de, en este caso, algo tan sagrado como la Justicia, que queda convertida en un instrumento más del mercadeo de bajos y soeces intereses de aquellos que consideran a este País como de su propiedad.

Habría que ir pensando en incluir a esta Justicia en el ránking de las mayores preocupaciones de los españoles, como ocurre con el desempleo, la sanidad, la educación y la situación de la economía.


Termino diciéndoles que el 24 de este mes, elecciones municipales y autonómicas, serán una muy buena oportunidad para expulsar de los poderes públicos a aquellos que piensan que Lo Público es solo suyo. Solo así se podrá empezar a cambiar las cosas que ocurren con el mayor de los descaros y sinvergonzonería y con la mayor afrenta que se puede hacer a los ciudadanos honrados de este País y que somos la mayoría.

domingo, 3 de mayo de 2015

A MI ME DA VERGÜENZA

Que compatriotas míos, aún sigan confiando en el Partido Putrefacto por excelencia, a mí me da mucha vergüenza y me apena sobremanera. Las últimas estadísticas así lo apuntan: Que perderán algunos votos y, quizás, sus absolutas mayorías, pero que seguirán ganando las próximas elecciones del día 24.

Será por desconocimiento de a qué se han estado dedicando desde que pasaron de ser una Alianza Putrefacta a un Partido Putrefacto. O, quizás, sea que ellos han formado parte de esas minorías seleccionadas y a las que tan bien les ha ido y va. Más bien esto último, diría yo, porque hasta la nueva iglesia sin Rouco parece haberse dado cuenta de la auténtica verdad y no de las mentiras de las que tanto se sirven para sus fechorías. Les ayudan las abstenciones de aquellos que creen que con abstenerse hacen algo productivo a sus intereses de clase media o baja, por cierto, esas clases de las que ya van quedando menos para dejar solo la de los ricos y los pobres.

Este partido putrefacto, si tuviera honra y dignidad, tendría que haberse disuelto hace ya algún tiempo. Pero, es verdad, que nunca conocieron de tales atributos por más que se los arrogaran. Yo aún creo que su disolución será lo mejor que le pueda ocurrir a ellos y a España y que vayan a la cárcel y devuelvan todo lo robado a los españoles. Pero no será así porque en la justicia también anidan y así, fiscales y jueces allegados, tergiversarán las leyes y buscarán el punto y aparte y todos quedarán absueltos o con penas míseras e indignantes.

Personajes vomitivos donde los haya, que utilizan la mentira y el engaño como única arma para sus crímenes financieros y económicos y, por ende, sociales. El dinero es su única meta y por él matan si fuera necesario y luego los sacan bajo palio en agradecimiento sumo por mantener las cosas tal y como ellos, solo ellos, quieren, desean y conviene.

Nos hemos enterado de que la Agencia Tributaria no es de todos. Es de los españoles que tienen una nómina y poco más, pues somos nosotros los que la mantenemos y engordamos, los otros nunca. De esta forma la recaudación que logran es de esos paupérrimos salarios que nos bajaron  y que hoy son tercermundistas (Ya somos los chinitos de Europa) Así, esa Agencia nuestra, recauda solo por encima de países como Lituania. ¡Imagínese! O lo que es lo mismo, aquí no paga nadie, ni dios, exceptuando el desgraciado asalariado.

Nos han hecho pagar todos los platos rotos que esa casta histórica de la derecha decimonónica provocó, llevándose los millones y millones de euros nuestros y de los confiados inversores extranjeros. Y sin pagar un euro, ni tan siquiera a la Agencia. Así es como ellos han entendido siempre a esta piel de toro: su cortijo donde saquear –textual de Cospedal-.

Así son las cosas y aún hay gente que les vota sin tener ni idea del crimen que están cometiendo contra ellos mismos.


¡La ignorancia tiene esto!

jueves, 16 de abril de 2015

LAS TRASTIENDAS DE PILAR Y DEL PEPÉ

Cosas raras vieres, amigo Sancho y ninguna de ellas huele bien y los tiempos parecen, más que avanzar, retroceder.

Hace dos días que supimos, a través de los diversos medios de comunicación, que la fiscal del Tribunal Supremo había pedido (Abril 2015) el sobreseimiento de la causa abierta contra la alcaldesa de Cartagena y diputada en el Congreso, Pilar Barreiro, por el caso “Novo Carthago”. La fiscal que lleva el caso, Illana Navia-Osorio, presentó un escrito ante el alto tribunal donde decía que “De lo actuado hasta el momento no puede imputarse a Barreiro un delito de prevaricación”.

Hace la consideración de que este sobreseimiento es provisional ya que la causa sigue siendo investigada en los juzgados ordinarios de Murcia. Recordemos que con la dimisión esperpéntica de otro de los imputados-aforados, el exconsejero Cerdá, el caso debía de ser arrebatado al Juez que lo instruyó durante más de ocho años en el T. Superior de Justicia de Murcia y devuelto a los ordinarios, que ahora estarán estudiando toda la causa para conocerla.  

Sin embargo, sucede que esta misma fiscal, el pasado noviembre concluyó que de las diligencias del caso sí se deducían indicios suficientes contra la alcaldesa de Cartagena y diputada nacional, que justificaban que fuera investigada por un presunto delito de prevaricación. Este informe, coincidía prácticamente con las conclusiones del magistrado de la Sala de Lo civil  y de Lo Penal  del TSJ de Murcia, Manuel Abadía.

¿Qué puede haber sucedido para este cambio de opinión? ¿Hay acaso alguna prueba que desbarate la extensísima instrucción de Abadía? De noviembre 2014 a abril de 2015 lo único relacionado con este caso fue la declaración de Barreiro el 5 de marzo, y ésta, como es lógico, nada objetiva para  dirimir sus posibles delitos. ¿Qué mueve entonces a la fiscal para desdecirse de sus declaraciones de noviembre? La larga visita de cuatro horas de Vicente a la Fiscalía General del Estado el pasado mes de marzo, ¿Tiene alguna implicación en el cambio de opinión de la fiscal Navia-Osorio? Qué relación familiar, si la hubiere, une a esta fiscal con el difunto, D.E.P., José Ramón Bustillo Navia-Osorio (Peso pesado del PP en los ochenta y noventa) y del que fue compañera Pilar Barreiro en su paso por la Asamblea Regional de Murcia de 1987 al 91. 

Con la presentación de este sobreseimiento de Barreiro ¿Se pretende cerrar la posible y pendiente inculpación de Valcárcel? ¿Para cuándo los miembros de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo darán su opinión? ¿Se ha pretendido mal limpiar la imputación de la alcaldesa para que pueda presentarse en las próximas elecciones municipales y engañar así a los incautos y cándidos votantes, que siguen siendo muchos, por desgracia.

Son preguntas que surgen ante tal espectáculo de indecencia política y democrática.
El aforamiento ha de ser abolido de nuestro Estado Social, representa una reminiscencia y privilegios más de la Edad Media y sus aristocracias y señoríos, que del siglo XXI. Evitaremos los privilegios de unos ciudadanos sobre otros y la Justicia podrá ser un poco más justa e igual para todos.


No quisiera terminar mi aportación a tan deplorables hechos sin mencionar la magnífica oportunidad que tienen los ciudadanos españoles, en las cercanas elecciones municipales y autonómicas, de cambiar el rumbo de su pueblo, de su ciudad, de su comunidad y de nuestro País en noviembre. Dejen de confiar en aquellos que solo les engañan y les arrebatan sus derechos y su dignidad de seres humanos. Tienen solo dos letras: PP y un pájaro depredador sobre un fondo azul. Cuando desaparezcan, este viejo País podrá empezar a vivir sin tanto listo de ladrón de guante blanco, que eso es lo que son y no otra cosa. 

¡Piénselo solo un RATO! Y después, si lo quiere, váyase al “Bar de cenas” y se sacude de tanta sanguijuela suelta.

lunes, 9 de marzo de 2015

LOS DÍAS MÁS TRISTES DE CARTAGENA

Cartagena vive las más tristes horas de su historia, Cartagena sufre la mayor de las afrentas y la mayor de las vergüenzas. “Cartagena, la muy noble, muy leal y siempre heroica”, está siendo mancillada en todos sus honores por una señora que ni es de aquí. Y a pesar de ello, todos callan. O algunos, yo no.

Al amenazar a todo cristo para intentar salvar su pellejo, Pilar Barreiro se está descubriendo de lo que realmente ha sido y es. Un engendro de la madre Naturaleza, un fallido proyecto de ser humano digno y honrado, que se ha servido del engaño y de la buena fe de todos los cartageneros-as que con sus votos y sus ausencias la apoyaron. Caer más bajo no es posible.

Su soberbia y prepotencia se están convirtiendo en su propio aguijón, cual escorpión herido y sabedor de que su tiempo ha terminado, mal terminado. Toda su farsa ha llegado a su final. Su desprecio hacia todo y todos queda al descubierto con la soez pretensión de salvarse de lo que ya es una pira incendiada por todos sus costados. Y no habrá nadie que apague tal fuego, pues, si sus propios concejales, si sus propios correligionarios, no son capaces de ponerla de patitas en la calle, estarán siendo cómplices conscientes, de tales desmanes que solo tienen parangón con los de la peor calaña. Cartagena y los cartageneros no se merecen nada de esto.

Pero, también es verdad que no nos extrañaría en lo más mínimo que continuaran amparándola, visto a nivel Regional y Nacional, de lo que son capaces estas gentes del partido popular.

No les voy a repetir ni a relacionar la infinidad de casos en los que este partido putrefacto está inmerso, pero sí les diré que a todos ellos lo único que les ha preocupado ha sido el mentir lo mejor posible para que la gente los diera por honorables y buenos. Pero no lo son, nunca lo fueron. Ellos inventaron la crispación, para, a través de la exageración y del engaño,  acabar con un enemigo que nunca merecieron, pues a tal dignidad ellos jamás sabrán llegar. Crispar a la población más insensata por alcanzar el poder nunca les dignificó, sino más bien lo contrario, porque eso no es jugar ni limpio ni en el mismo campo. Avanza el País tres pasos y ellos lo hacen retroceder cuatro o cinco. ¡Así nos ha ido y va! Ya veremos cómo salimos de esta en la que nos metieron hace tres largos años.

Nunca creyeron en la Democracia, ni en las Libertades, ni en los Derechos de la gente. A ellos tan solo les preocupaba y preocupa sus cuentas corrientes de las que, encima, no necesitan sacar ni un euro durante años. De pagar en negro sus sedes, de repartirse en “Sobres barcenarios”, sobresueldos y estipendios varios. Solo les preocupaba y preocupa exprimir los recursos de todos nosotros para su goce y disfrute y el de los allegados cómplices más cercanos.

Tampoco de cómo interfieren en jueces, fiscales y demás servidores públicos y los echan o cambian, o jubilan, para evitar que éstos los enjuicien y culpen o digan, simplemente, las verdades de para quienes gobiernan ellos.

Pilar es un prototipo más de estos elementos. Todos fueron alumbrados por la misma luz. Una luz falsa e hipócrita donde el cinismo les carcome también a ellos y solo el interés económico les une. De grandes caballeros y damas siempre presumieron, falsos todos los que son. Boatos y blasfemias inconfesables ajenos a la miseria que crean a su alrededor. No creen en la igualdad y prefieren la desigualdad, no quieren unidad, sino desunión. En todos esos frentes navegan pescando a placer y por la ignorancia y la confusión que fomentan en los demás, además de su íntima relación eclesiástica y que tanto colabora con ellos y su trama. Nunca desearon una Nación sino un cortijo al que gobernar con mano dura y lleno de menesterosos a los que aplicar la caridad de su hipócrita benevolencia y que repliquen las campanas y sepan quién manda aquí, ahora y hace mil años.

Solo nos queda la palabra y su significado. Aquellos que sean dignos hablen y callen aquellos que no merecen decir ni pío.


DIMITE, Pilar. ¡DIMITIRLA!, ¡POR LA HONRA DE CARTAGENA!, ¡DIMITIRLA!  

miércoles, 25 de febrero de 2015

DE CÓMO TOMAR EL PELO A LOS CIUDADANOS DEL CAMPO DE CARTAGENA, VERSUS Partido ImPopular.

Ante las denuncias efectuadas por el PSOE el pasado día 4 de febrero, asistimos ahora a la respuesta del equipo de gobierno de nuestra ciudad y sus incondicionales secuaces. No pueden ser más que catalogadas de mentiras y cortinas de humo. Nada tienen que ofrecer, de verdad, ni a Cartagena ni a su Comarca. Vuelven, una vez más, a engañar a los cartageneros con propuestas que no lo son, pues, en sus mismas palabras esconden la contradicción y la verdad auténtica de lo que realmente hacen por Cartagena y su Comarca, que es, sencillamente, NADA.

Acuerdan entre Consejería de Fomento, Ayuntamiento, Autoridad Portuaria y representantes empresariales que el emplazamiento de la ZAL de Cartagena ha de ser en el Polígono de Los Camachos, “que está bien comunicado con las autovías a Alicante, a Murcia y a Andalucía. Que hay disponibles 1 millones de metros cuadrados para empezar y otro millón para una futura  y posible ampliación”.

Son mezquinos, porque al agotar este Polígono de Los Camachos para esta infraestructura, están  eliminando las posibilidades futuras para la instalación de industrias con carácter mediano y grande. Ocupar este Polígono como ZAL es renunciar a suelo industrial diversificado y de futura implantación en Cartagena. Es renunciar a todo futuro empresarial de peso. Pero no les importa.

Habla el Consejero de “la voluntad inequívoca del gobierno murciano, la autoridad municipal y portuaria y de los agentes económicos de impulsar esta infraestructura, absolutamente necesaria para el desarrollo de Cartagena y su Comarca e imprescindible para que el Puerto de Cartagena adquiera la dimensión que merece y que todos deseamos”.

Si estas palabras fueran verdad, hace años que hubieran planificado en Cartagena esta ZAL, pero no lo hicieron. Sin embargo, si apostaron por crear en Nonduermas (Hace más de 15 años) lo que se llama el “ÁREA DE CENTRALIDAD DEL SURESTE”, una Plataforma Intermodal compuesta por: * La Estación Intermodal y de Mercancías de Nonduermas, ferrocarril-carretera (Ahora lo amplían en 3 millones de m2). * El CIT (Centro Intermodal de Transportes) al lado sur de la autovía y que desempeña las funciones de centro ligado al modo carretera, albergando las actividades propias a este transporte por carretera. * El Polígono Industrial Oeste, de carácter multifuncional, que alberga en buena medida una oferta de instalaciones para centros logísticos.

Al final de su comunicado reconocen que “el desarrollo de la ZAL de Cartagena está directamente vinculado a la futura construcción de la nueva terminal de contenedores de Cartagena que supondrá un importante incremento del tráfico de mercancías”.

Se refieren al macropuerto de El Gorguel, aunque ahora no lo mencionan. Ahora hablan de la nueva terminal de contenedores de Cartagena (La actual que sí que está en la terminal de Cartagena y está llamada a su deslocalización) No sabemos si por las connotaciones que resultan de la actitud pasada del Consejero cuando era alcalde de La Unión y se manifestaba contrario a la construcción en El Gorguel de ese macropuerto de contenedores y su contradicción con la regeneración de la playa de Portmán (Siempre pendiente para el PP), o, que hayan reparado en la apuesta que siempre ha mantenido el PSOE de desarrollar Escombreras como el lugar perfecto para el desarrollo de esa infraestructura portuaria, al considerar que la ampliación que se efectuó hace unos años está infrautilizada y que, además, es susceptible de ampliar y contiene ya todas las infraestructuras necesarias para el correcto funcionamiento de esa nueva terminal de contenedores. Este posicionamiento haría posible en muy corto plazo de tiempo la puesta en marcha de dicha terminal y esto es quizás lo que no les interesa a estos políticos de grandes inversiones y grandes plazos de tiempo, que, aunque no sean necesarios, tantos réditos les procuran.

En cualquier caso, si aún mantienen la apuesta de El Gorguel, que es algo que aún ha de recibir las autorizaciones europeas al tratarse de zonas protegidas medioambientalmente y además ese proyecto necesitaría de muchos años aún para su puesta en marcha, no antes del 2030 si todo les fuera bien. Así, Nonduermas seguirá creciendo y creciendo y cuando llegue la hora del macropuerto, si es que llega, se verá la inutilidad y lo poco productivo de tener dos zales en 50 km. ¿Cuál sería entonces la llamada a no existir?
Llegamos a la conclusión que, próximas las elecciones municipales y autonómicas, estos politicuchos del PP solo pretenden ganar tiempo y continuar engañando con cantos y cantos de sirena a los ciudadanos de Cartagena y su Comarca.

En la réplica que hicieron desde la alcaldía de Cartagena el día 5 del presente mes, anunciaron esta reunión del día 20 en “donde se establecerían los primeros protocolos para establecer el emplazamiento, los servicios y las fórmulas para crearla”.  Queda patente que no han tenido mucho tiempo en esa reunión, pues, tan solo han establecido el emplazamiento, y “los servicios y las fórmulas para crearla” que dijeron, lo dejarán para después de las elecciones. ¡Mienten descaradamente!

De momento no llega ningún AVE a Cartagena, ni el Corredor del Mediterráneo pasará por aquí. Lo que sí sabemos es que, desde 2002 y según las “Directrices y Plan de Ordenación Territorial del Suelo Industrial de la Región de Murcia, la estación ferroviaria de mercancías de Nonduermas ha pasado a ser la Estación de Mercancías de la Región, sustituyendo a las antiguas estaciones TECO de Blanca-Abarán y Cartagena-Puerto. Esta estación aglutina, pues, todos los flujos de tráfico, actuando Cartagena y Escombreras, como ESTACIONES SATÉLITES de ella.”

Esta es la única y verdadera realidad, la centralidad capitalina es insaciable y lo es a costa del sentido común. En Cartagena y su Comarca es donde en la actualidad se producen y recolectan la mayor cantidad de productos agrarios para la exportación y, recordemos, es donde está el Puerto y donde, por productividad, debieran llegar todas esas comunicaciones ferroviarias que nos enlazarán con los mercados europeos. Cualquier otra cosa es imposición y restar crecimiento a esta zona.

Tan cegados están en su centralidad capitalina que obvian las realidades y potencialidades  naturales de otras zonas. Y, al final, harán inhabitable, con este desmesurado afán de centralidad, hasta su propio territorio. Ya lo sufren.

No tienen ni el más mínimo de dignidad señores políticos del PP y continúan con los engaños a los cartageneros y al resto de ciudadanos de la Comarca del Campo de Cartagena. No los engañen más, ni les tomen más el pelo. Digan, cuenten la verdad del desastre económico que han estado haciendo con esta Región. Su afán centralizador, su mezquindad hacia el resto de la Región la pagan y la sufren los ciudadanos que no viven en la capital.


Aunque también es verdad que muy pronto todos estos ciudadanos tendrán la ocasión de demostrarles cuánto es el aprecio que ustedes se han ganado. Se lo dirán en las urnas.