lunes, 18 de junio de 2018

SATURACIÓN DE LOS TIEMPOS

A nuestro planeta y desde hace unas décadas (3 ó 4), le están ocurriendo una serie de abundantes acontecimientos físicos y geológicos que, para la mayoría de la gente, parecen tener la actualidad y el valor del momento en el que los medios de comunicación se hacen eco de ellos y, luego, van y se olvidan. Facultad ésta de la mayoría de los seres humanos de olvidar el pasado como si, por olvidarlo, no estuviese en nuestro presente y no fuera a repetirse en el futuro que siempre es el mañana. Porque, no lo olviden, el futuro es el fruto del pasado. Pero lo cierto es que a este planeta le están apareciendo todos los síntomas de que una enfermedad muy grave lo está alterando. Aunque quizá no se trate de una enfermedad, sino, más bien, de un vaivén cósmico. Pues, todo cuanto existe en el macrocosmos y en los respectivos microcosmos, está en continuo movimiento, al margen de nuestra micro apreciación del día a día y que, por su cortoplacismo, carece de valor alguno. Súmese las infinitas transformaciones que nuestra actividad ha significado a todo ecosistema en los últimos 150 años.  

Desde temperaturas inusuales, tanto de frío como de calor, como la reducción de las cuatro estaciones a solo dos. La tierra lleva agrietándose en todos los continentes con ranuras que van desde las pocas decenas de metros a miles de kilómetros y que, en algunos continentes, amenazan con su rotura tal y como hoy conocemos. De igual forma, también los suelos de todos los rincones del globo han sufrido colosales deslizamientos de tierras y agujeros de gran profundidad y anchura que han tragado todo cuanto había en su superficie, incluidos lagos y ríos enteros. El continente de la Antártida no es ajeno a ninguno de estos hechos y, consideran los científicos allí destacados, que parte de él se dividirá y que el aumento en más de dos grados centígrados de los últimos cuarenta años provocará, lo está provocando, el derretimiento de las montañas de hielo existentes, con todas sus consecuencias. En el sureste del continente africano varias grietas apuntan que toda esa zona terminará por separarse dando lugar a nueva y gran isla. Sucede también en lo que podríamos entender como la frontera de Europa con Asía. Y en las Américas sucede igual. Habrá rupturas de las masas continentales, el mapamundi tendrá que volver a ser dibujado, sin duda.

Más de sesenta volcanes están a fecha de hoy activos en el mundo y, algunos de ellos, con una virulencia que asusta. Otros muchos se hayan con una menor actividad. La mayoría de ellos en lo que se conoce como el cinturón de fuego del Pacífico. Como consecuencia de esta actividad volcánica aumentará, lógicamente, la actividad sísmica en todo el mundo. Ejemplo de ello el Kilauea que, tras semanas de frenética actividad, no parece disminuir sino aumentar. Los expertos vulcanólogos avisan de nuevas erupciones en aquellos considerados como los mayores volcanes del mundo.

En muchos lugares del planeta se oyen ruidos extraños que nadie atina saber cuál es su origen. Como si fuesen el crujir desde las propias entrañas de nuestra tierra. El interno magnético está siendo influenciado por fuerzas gravitacionales externas y su ordenamiento, su devenir, alterado de forma significativa, como ocurre en otros planetas de nuestro sistema solar. Los polos se mueven.

Hemos visto, y seguimos viendo, huracanes y tifones en lugares donde antes no se producían y que van a ir en aumento. Fuertísimas tormentas con enormes aparatos eléctricos nunca antes vistos. Granizadas de un tamaño y abundancia extraordinarias.

Ha aumentado el avistamiento de numerosos meteoritos, quizá también, por el tamaño de los mismos y los grandes destellos que provocan, así como los pequeños temblores de tierra que originan al caer.

Esto está sucediendo en nuestro planeta y no podemos ignorarlo por que tengamos la suerte de no sufrir directamente sus efectos o éstos sean de menor calibre. Que nos alcancen de una u otra forma solo será cuestión de tiempo.

A todo ello súmele la situación político-social y económica-financiera de nuestro sistema de vida en todo el mundo: La miseria avanza con pasos agigantados. Súmele además la superpoblación de una especie que arrasa con todo cuanto le rodea y sin el menor respeto por una Naturaleza que ha perdido el control sobre el equilibrio de todo su orden. Es más probable que improbable que todo cambie. Y será bueno para el planeta. No para nosotros. Pero nosotros, ingenuos la inmensa mayoría, no somos dueños sino meros arrendatarios por tiempo indefinido o no, según contemplemos los años, las centurias o los milenios.

Una de las grandes verdades ocultas a todas las civilizaciones va ser revelada muy pronto y todos seremos partícipes.

Los ancestrales dioses están al llegar y apenas habrá tiempo para entender. Su llegada coincide con la renovación de esta tierra. No desean que su mayor obra sucumba. Necesitan mantenerla con vida, aunque sea en otro lugar, en otra tierra parecida a esta. Serán los elegidos. Ni es la primera vez ni será la última, pues todo es un puro y continúo proceso en el que el tiempo es el gran maestro, y el olvido, obligado y cómplice, su mayor aliado.
Del resto, solo unos pocos podrán sobrevivir a lo que acontezca. Ellos serán los nuevos primitivos de una cuenta que volverá a comenzar por quinta vez.

Y, gracias a los espabilados sacerdotes y para su único beneficio, volverán a resurgir los falsos dioses, engañando a las buenas gentes con falsas promesas, amenazas y cuentos varios. De nuevo erigirán templos enormes donde esconder lo que no les interese que las gentes sepan y montarán ritos según el momento y la ocasión para profundizar en su engaño. Y la rueda volverá a ponerse en marcha y, dentro, nosotros, como si de un hámster se tratara, dándole y dándole a la rueda para que no pare. Ellos, fuera, disfrutando de la vida junto a sus elegidos necesarios para mantener el control de toda su infamia.

¡Menudo Chapuz hicieron aquellos que nos forjaron a su imagen y semejanza! Algo falla. Hemos superado cuatro Apocalipsis, vamos a por el quinto y todo cuanto se nos revela queda en nada. Más de Cuatro mil cuatrocientos millones (4.400.000.000) de años y de planeta Tierra para esto. ¿Hay quién de más? Seguimos sin conocer el sentido, si lo tiene, de nuestra propia existencia. De porqué y para qué somos la obra cumbre de la creación. Parece apuntar más a un juego donde esos dioses se divierten y alimentan a nuestra costa. Como tantos y tantos generales observan desde sus refugios cómo se matan los soldados y a ellos les sube o baja la adrenalina. Miles de años guerreando. Desconocemos las reglas del juego y por eso siempre nos va como nos va. No es un juego lícito, no es un juego honrado. Unos tienen las cartas marcadas y disfrutan tomándonos el pelo; viendo cómo nos matamos los unos a los otros; viendo cómo no nos espabilamos a pesar de tanta pista que dejan suelta; viendo cómo teniendo de todo para todos, unos pocos se apoderan de lo que no les pertenece y que, a su vez, juegan como si fuesen los mismos dioses…


Dicen los herméticos que lo que es abajo es arriba. ¡Apañaos vamos!

domingo, 4 de febrero de 2018

Tengo algo abandonado mi blog y por ello he considerado oportuno dejar en él mis reflexiones y actividades que vengo realizando a través del Facebook y que, aquellos que me seguís por aquí no tenéis acceso. De momento os pongo enero y febrero y más adelante pondré los meses anteriores. Gracias a todos.

02 de febrero de 2018
·         Acabo de cumplir 60 años, me quedan unos cinco para poder acceder a la jubilación y, eso,si para entonces aún queda algo del sistema. Busco trabajo desde hace tiempo y no encuentro. En el Sefcarm, los desempleados de larga duración y mayores solo alcanza hasta los de 55 años. No tengo ninguna ayuda económica por parte de administración alguna a pesar de tener más de 32 años cotizados, por aquello del núcleo familiar. Los ahorros se acaban y las obligaciones se mantienen. Acudo al facebook por si alguien puede echarme una mano. Se que la cosa no anda bien, que hay miles de jóvenes esperando y otros muchos como yo, pero no pierdo la esperanza. No estoy licenciado ni graduado en nada, solo llegue a terminar el COU, aunque he hecho de todo y aquí sería largo de contar. Así, si alguien sabe de algún trabajo le agradecería su información.

¿Por qué Jehová destruyó todos los árboles gigantes de la Tierra?

Asepucar: El PSOE está amparando un acto ilegal con el agua.

La alcaldesa Castejón salpicada hasta las cachas por la corrupción


Los españoles debemos:

• Por financiación al consumo, 704.390.000.000 millones
• Por hipotecas, 528.600.000.000
• Nuestras empresas deben, 894.131.000.000 y 288.854.000.000 de ptmos. del exterior.
• Por los ayuntamientos se deben, 34.000.000.000
• Por las comunidades autónomas, 285.000.000.000
• Por la administración central, 820.000.000.000
Asciende todo a la bonita cantidad de 3.554.975.000.000 (Más de tres billones y medio de euros) 
Si nuestro PIB del año 2016 -lo que produjimos en ese año- fue de 1.118.522.000.000 y lo destináramos por completo aún nos quedarían pendientes de pago, 2.436.453.000.000, o sea dos años más de PIB. Pero no es posible destinar por completo el PIB al pago de esa deuda, moriríamos antes por todas las carencias derivadas. Se necesitan décadas para poder ir saldando esa cuenta negativa.
PREGUNTO: ¿A quién se le debe tan espeluznante cantidad de dinero? ¿Quiénes son o qué es eso que posee todo ese dinero y más y que le permite vivir prestándolo? ¿Cómo se han podido apoderar de tales cantidades de dinero para prestarlo? ¿Quién se lo ha dado?
Con serlo, esto no es lo más grave, pues son los datos de un solo País que debe unas tres veces su PIB. Lo grave es que este planeta, este mundo que hemos ido haciendo debe casi 400 veces su propio PIB mundial y las preguntas anteriores habría que hacerlas multiplicando por 400. De locos.
En resumen: TODO ES UNA PURA MENTIRA y NOS TIENEN ENGAÑADOS y ESCLAVIZADOS como si fuéramos un hámster dándole vueltas a la rueda. ¿Por qué será?

01 de febrero de 2018
·         ¿Cuántos insultos más desde el gobierno debemos aguantar los españoles? Decir que los pensionistas no han perdido poder adquisitivo es indecente, vejatorio e insultante. Es reírse de todos ellos con el mayor de los desprecios...
·         En justa correspondencia, al igual que existe un despreciable e insuficiente SALARIO MÍNIMO, debiera existir otro despreciable e insuficiente SALARIO MÁXIMO.
29 de enero de 2018
·         Cuando los ciudadanos permiten que sus gobernantes gobiernen en contra de sus intereses, están ratificando la pérdida de su condición de ciudadano y permitiendo el regreso al medievo más oscuro y feudal. ¡Lacayos!

·         Con el Diluvio Universal acabaron todas las civilizaciones existentes hasta ese momento en el planeta. Sólo unos pocos sobrevivieron. Más o menos tuvo lugar hace unos 12 ó 13.000 años. No fue ningún castigo divino sino, más bien, las consecuencias externas que nos afectan como nos afecta la influencia de la luna. La Vía Láctea, donde pertenecemos, no es algo fijo e inmutable, sino todo lo contrario, cambiante y dinámico. Ese hecho no fue el primero ni será el último. La ignorancia obligada a la que nos someten de todo ello, es lo que nos hace repetir una y otra vez los mismos errores que como civilización, como seres humanos inteligentes, seguimos cometiendo...

27 de enero de 2018
El más grande y poco conocido fraude vaticano

·         Un ayto., privatiza un servicio que le cuesta a sus ciudadanos, pongamos, unos 40 millones de euros. Los que adquieren ese servicio suelen ser los mismos en todos los aytos., o cuentan con unas muy estrechas relaciones entre ellos. El Ayto., se desentiende del control y deja hacer. Los que posibilitan la privatización obtienen sus propios beneficios, unos públicos y otros muy privados. En el lazo ya creado aprovechan para emplear a los propios, ya sean familiares, amigos o compañeros de siglas. Dejan hacer. Pasan años. El adquiriente del servicio privatizado solo tiene un interés: Ganar dinero, mucho dinero. Necesita más. Tu me das, yo te doy. Incumple. No hay nadie enfrente. Cuenta con verdaderas alimañas para la alquimia contractual que tanto les beneficia. Viven de eso. Esos servicios terminan por encarecerse por el arte de la magia y terminan por ser prorrogados por décadas y décadas. Los propios contratos iniciales y las sucesivas ampliaciones o prorrogas son de una complejidad contractual y jurídica que no hay quien ponga una coma y no queda nadie que sepa de qué va el asunto este. El galimatías se convierte en la tan manida seguridad jurídica y ésta, la jurídica, necesita décadas para la aclaración y sentencia si es que les llega. Los que tienen, en teoría, el verdadero poder, solo están cuatro años y no da tiempo y si están más años, igual hasta es peor porque aquellos lazos pueden convertirse en verdaderas sogas al cuello de el ciudadano quien es el que paga y paga, no le queda ni la palabra, solo el pataleo y el llanto amargo. Se demuestra que lo privado no es mejor ni más barato...

·         Una empresa solicita permiso a su ayto., para su instalación o para la construcción de viviendas. El ayto., tarda entre 3 y 4 años o más en aprobar lo solicitado. Intervienen hasta tres administraciones públicas. Recuerdo que estamos en el siglo XXI. ¡¡¡INADMISIBLE!!! Luego dicen que los trabajadores españoles son los menos productivos del mundo mundial...

24 de enero de 2018
·         En España si el poder económico dice que hay que hacer esto, el poder político dice ¿Ande? Es por la seguridad jurídica...

Un sabio dijo:
La gente notará los cambios en nuestra actitud hacia ellos…. Pero nunca notarán el comportamiento suyo que nos hizo CAMBIAR!!!

23 de enero de 2018
·         Con la llegada de la pseudo democracia a España y sus estados autonómicos, una capital con río, con acequías centenarias y con una huerta denominada de Europa se transforma en "una gran capital autonómica" trasladando esa huerta a una planicie sin río y sin agua para que destroce, entre otras muchas, un espacio único de Europa: El Mar Menor. ¡Una gran visión!

19 de enero de 2018

·         El sistema democrático se basa en el Estado Social, Constitucional y de Derecho y éste en España lleva décadas ultrajado por el PP..

·         En el PSOE aterrizaron demasiados oportunistas que no conocen lo que significa ser socialista y el problema es que han alcanzado el poder orgánico destrozando las esencias más genuinas y así nos está yendo. Más pendientes de lo superfluo, del posturero y de resolver sus situaciones personales y profesionales. Nada que pueda ser reflejado en los anales de la historia...

·         Una nueva Era que yo no vislumbro por sitio alguno. La clase política española es la peor en siglos y sin grandes políticos ni estadistas es difícil la consecución de un mínimo proyecto de País. Tampoco en el mundo empresarial podemos contar con grandes próceres de la economía que, junto a aquellos, solo se mueven por sus intereses particulares. Uno de los problemas de esta vieja España es que no hay PROYECTO y sin él, solo vale aquello de "Sálvese quien pueda" Quizá por ello seamos una de las naciones donde la desigualdad sea la más alta y si no somos capaces de crear un conjunto que funcione -que no funciona- allá te las apañes. A día de hoy es necesaria una refundación de lo que somos, de lo que queremos ser y de cómo deberíamos acometerlo. El café para todos no ha funcionado y la corrupción política y empresarial tan ignominiosa hoy, como en los cuarenta años de dictadura...

·         "ILEGALIZACIÓN DEL PARTIDO POPULAR"
Artículo 9 de la LOPP:
«Un partido político será declarado ilegal cuando su actividad vulnere los principios democráticos, particularmente cuando con la misma persiga deteriorar o destruir el régimen de libertades o imposibilitar o eliminar el sistema democrático, mediante alguna de las siguientes conductas, realizadas de forma reiterada y grave.»
Se contemplan dos supuestos que posibilitan la ilegalización de un partido:
- que su actividad, de forma reiterada y grave, no respete los principios democráticos, y
- que persiga deteriorar o destruir el régimen de libertades o imposibilitar o eliminar el sistema democrático."
Creo que queda suficientemente claro.



·         Con las últimas declaraciones en el caso Gürtell de Valencia van quedando (Aún veremos más) confirmadas todas las sospechas sobre el PP. Es el partido más corrupto en todos estos años de pseudo democracia En España. Lo que se cuenta no es algo limitado a Valencia, lo es a toda España. El PP, como dije en alguno de mis artículos, una auténtica mafia con la única intención del enriquecimiento de sus miembros y amiguetes y, eso, a pesar de que tanta codicia, usura y corrupción supusiese, y no solo, el hundimiento de la economía de millones y millones de españoles, sino de España entera. O la judicatura española y los demás partidos políticos se ponen las pilas pronto en limpiar de tanta podredumbre a todas las administraciones del Estado o este Estado habrá que refundirlo y, quizás, sean nuestros jubilados los que hayan de volver a dar ejemplo -ya lo están haciendo- en devolver tanta dignidad robada por una élite de políticos y empresarios que llevan hundiendo a este País demasiadas décadas. Y aprovecho, por la actualidad que tiene, para decir que todo esto también pasa por la gestión llevada con el agua en Cartagena y mal hacen algunos en ponerse del lado que no toca, porque las salpicaduras alcanzan siempre a los más cercanos... ¡Avisados quedan si no es tarde, que creo que sí!

16 de enero de 2018
·         Durante todos estos años de pseudodemocracia española, hemos sabido que, por parte del mundo empresarial y, sobre todo al PP, de innumerables y abultadas aportaciones económicas, que si ayudas para las campañas electorales, que si comisiones sobre obras, que si viajes y vacaciones y un largo etcétera. De todo ello deduzco que la contabilidad de estas empresas y la fiscalización que de ellas se hacen no deben ser muy acertadas. Por eso, también es posible entender que las grandes empresas de este generoso País no paguen impuesto alguno y dejen que seamos los ciudadanos los que apechuguemos con todo, como con el rescate a la banca que no nos iba a costar un duro. ¡Nos roban desde lo privado y desde lo público! ¡España es un gran País para los sinvergüenzas y canallas! ¡España, País de mansos!...

12 de enero de 2018
·         Demasiados los ciegos que no quieren ver la verdad, demasiados los que se dejan comprar por nada, demasiados los apabullados. Pero a pesar de todos el sol saldrá y pondrá a cada cual en el lugar que le corresponde. Que una sola persona por sus ansias, ambiciones desmedidas y más de una sinapsis con pésimo funcionamiento, lleve a todo un partido a la hecatombe no tiene parangón, no tiene nombre. Caerán las máscaras y los antifaces, caerán y será el momento de pedir responsabilidades, aunque, para entonces, ya se habrán ido todos los defensores del sin sentido y de la bestia. ¡Cuánto daño gratuito se está haciendo! Nadie ha sabido parar a esa bestia desalmada y caótica. Y la bestia arrasará con todo, dejando tras su paso un verdadero erial, un páramo donde ni las rosas podrán crecer. ¡Pena, mucha pena!...

11 de enero de 2018
·         Es muy difícil explicar que aún teniendo cientos de miles de políticos y millones de funcionarios que dicen defender los intereses de los ciudadanos, éstos estén hoy peor que nunca. No se entiende que pagándoles excelentes salarios, como les pagamos, no sean capaces de conseguir que el pueblo viva con toda dignidad y decencia y pueda, incluso, ahorrar algo para imprevistos. ALGO NO CUADRA. Y si no cuadra, porque no cumplen en verdad con su trabajo, habrá que cambiar este sistema en el que el pueblo no es el verdadero SOBERANO, sino el mero paganini...

10 de enero de 2018

·         Hay que reivindicar la política con sentimientos, porque una política sin sentimientos es lo que nos ha conducido al mundo actual, un mundo en declive total y que no es, para nada, humano.

09 de enero de 2018
·         Hemos conseguido tener la peor clase política en cientos de años. Son de una mediocridad y ceguera totales y absolutas. El pueblo aguanta y aguanta hasta que llegue un día -que llegará- en el que diga ¡Basta! y romperá y entonces todo serán lamentos y lágrimas. Será la consecuencia a tanto desacato al pueblo español, será la válvula de escape a tanta rabia contenida, a tanta desigualdad y a tanta indignidad de una clase política y empresarial que se creen que todo les pertenece solo a ellos...

05 de enero de 2018
·         El agua soporta un 10% de IVA, es un bien básico y esencial. La luz soporta un 21% de IVA, se ve que no es un bien básico ni esencial. A día de hoy, ¿Podríamos vivir sin ella? ¿Estamos locos?

03 de enero de 2018
·         No quiero ni pensar de cómo estaríamos si esos cientos de miles de políticos, que dicen trabajar por los intereses de los ciudadanos, dejaran de hacerlo... No, si encima habrá que darles las gracias, ¿No te jode?...

·       ¡Hartos, que estamos hartos, pero que muy hartos!



jueves, 28 de septiembre de 2017

EL FUTURO SIEMPRE ES IMPREDECIBLE. MILAGRO.

Pero cuanto más cerca se encuentre ese futuro es más fácil aventurarse al acierto. Las variables que conjugan ese porvenir son más entendibles porque sus posibilidades e indicios van tomando forma real y así, sus consecuencias y sus conjunciones son más fáciles de predecir. Pero, a pesar de todo ello, cabe, siempre es posible, la llegada del milagro y sobre todo cuando las manos de los hombres dejan de ser respetuosas y se mantienen cerradas en un puño.

Y eso que llamamos milagro es lo que algunos esperamos que aparezca en el momento más preciso, porque, a tres días de ese futuro impredecible, ha quedado más que suficiente que las personas responsables de la situación actual solo han estado jugando con el fuego y todos sabemos que el fuego es muy peligroso porque una vez que descontrola no hay bombero que lo pare. Nuestra historia está llena de esos incendios, de los que parece que nunca hemos aprendido y a los que siempre volvemos a pesar de que, tras cualquier incendio, no quedan más que cenizas.  

Las competencias, los derechos e identidades, las leyes de unos y de otros, las tergiversaciones de los órdenes, el engaño y los chantajes, toda una retahíla de justificaciones y despropósitos que demuestran una ceguera total de cuál o cuáles debieran haber sido los verdaderos procesos de una política escrita con letras mayúsculas. Gran cortedad de vista, alimento insulso y muy peligroso para la egolatría y el cinismo de quien se piensa y cree autosuficiente y poderoso en un mundo cada vez más globalizado y donde la suma de las partes son fundamentales para mantener esa identidad de la que no se puede o debe renunciar si pretendes tu sobrevivencia.

Hasta ahora solo han conseguido quemar todas las alternativas y prender chispas donde no debieran y esas chispas, cuando son demasiadas y muy variadas, pueden ser utilizadas por ajenos que tan solo buscan un buen incendio y, entonces, apaga y vámonos.

La sin razón; la obcecación; la omisión y dejación; y todas las paranoias juntas de políticos mediocres jugando con sus propios egos, son un caldo de cultivo para epidemias altamente contagiosas y nocivas para el verdadero interés del cuerpo mayor que debiera prevalecer por encima de la búsqueda de una hoja en la Historia. Y mucho menos cuando esa hoja para la Historia puede no ser honrosa ni digna. Porque el sacrificio puede ser demasiado alto y porque los sacrificados siempre suelen ser los mismos. Al final de esta historieta cada una de las partes harán uso de sus instrumentos y quien tenga más fuerza saldrá ¿Vencedor? ¿Siempre es la fuerza la que impone, siempre hay un ganador y un perdedor? No aprendemos de los errores y eso nos condena irremediablemente a repetirlos.

Esperemos tenga a bien llegar ese milagro, porque solo parece que una acción angélica o divina nos puede salvar del desastre al que nos han conducido todos los conspiradores paranoicos de la no política.


¡¡Que venga ya, por Dios!!

miércoles, 6 de septiembre de 2017

ALGÚN DIOS BUENO HA DE QUEDAR POR AHÍ

Aunque se esconden mucho más de lo que debieran porque parecen como saber el destino de los que como ellos fueron con anterioridad, y, quizá, por eso, queden tan pocos. Se mantienen agazapados, desconozco si en el interior de esta maltratada tierra o más allá de nuestro contaminado cielo. Sin embargo, de forma muy esporádica, aparecen signos y señales de que aún están cerca de nosotros: De los que aún creemos en la bondad y en la generosidad; en la honradez; en el respeto a nuestros semejantes y a cuanto la Naturaleza nos regala; en la libertad; en la belleza de cuanto nos rodea y en lo extraordinario de nuestra existencia en este pequeño y aún, a pesar nuestro, maravilloso planeta.

Sin embargo, rara es la noticia que hable de cosas buenas, rara. Nos bombardean cada minuto con noticias espeluznantes, con noticias que te hacen poner los pelos de punta y derramar las lágrimas más ocultas y duras. Asesinatos; actos terroristas; robos; maquinaciones maquiavélicas para la apropiación indebida; guerras santas y no tan santas y amenazas de más y más guerras. 

Un mundo que necesita de otros tres para mantener la rapiña, la codicia y la usura de una élite comercial; empresarial; financiera; religiosa; política y militar que solo sirven al lado más oscuro de la dualidad en la que vivimos, y donde la única luz que brilla es la de las bombas o el de las burbujas económico-financieras que hacen estallar cuando más les conviene. Un mundo fracasado y en banca rota que continúa aumentado día a día su propia deuda: En junio de este año alcanzó el 327%. O lo que es lo mismo, si el mundo produce 1 X, ya debe más de 327 X. No responde ni tan siquiera a un mínimo de eficacia, ni de sostenibilidad, cuando todos sabemos, ellos también, que los recursos son extraordinariamente escasos. Qué les importa, si al caso, quien paga y padece esa deuda somos todos los pobres de este mundo, porque, esa, la pobreza, es la única que está penalizada desde siempre, desde todos los inicios. Los ricos nunca pagan, por eso continúan siendo ricos y, eso que llaman justicia, no tiene instrumentos contra ellos, que por algo son ellos mismos quienes hacen y aplican esas leyes con la inestimable ayuda de sus comprados y chantajeados adláteres.

Esas oscuras y maquiavélicas élites han creado el mundo que tenemos hoy. Un mundo dejado de la mano de esos dioses buenos que suponemos estarán por ahí, aunque demasiado ociosos de cumplir con su obligación. Es como si el miedo también les hubiera alcanzado a ellos. ¡Menudos dioses entonces, si así fuera! ¡Qué terrible paradoja si el miedo, la mayor de las armas del mal, también alcanzara a esos dioses buenos!

Hay suficientes alimentos para todos, pero miles de millones pasan hambre. Hay suficiente dinero para todos, pero miles de millones no tienen el suficiente para subsistir. Hay suficiente agua para todos, pero millones mueren de sed. En este mundo hay suficiente para todos, pero solo unos pocos son los llamados a la casa de ese señor tan nefasto para esta naturaleza.

En nombre de no sabemos qué progreso hemos acabado con miles de especies animales y vegetales; con vastas extensiones de ricas tierras; con enormes ecosistemas fundamentales para la vida y no cesamos, sabiendo, como sabemos, que el límite ya ha sido sobrepasado con creces.


Así las cosas, a esos dioses buenos solo les quedaría la posibilidad de salvar a unos cuantos de esta raza depredadora. Unos la llaman “Arrebatamiento”, otros, “Arca”, demás, “Refugios”. Una nueva vuelta a empezar tras el reseteo, como ya lo fue en el pretérito, que la Historia siempre tiende a repetirse. Esto es lo que nos espera y que ya ha dado comienzo…

martes, 1 de agosto de 2017

SOBRE POLÍTICOS Y ADMINISTRACIONES, ¿DÓNDE ESTÁ SU PRODUCTIVIDAD?

No la busque, mi querido lector, porque no la encontrará en lugar alguno. Los políticos españoles son los menos productivos del mundo y sí los que más han dilapidado y dilapidan. El caso es que, además, tenemos demasiados por cabeza tributaria e impositiva ya sea ésta directa o en diferido y eso, lógicamente, hace que esa productividad baje cuando recurrimos a sacar cualquier media, porque este galimatías entre lo político y lo administrativo no hay quien lo cuadre.

Si a esa generalidad, le añadimos que suelen ser unos sinvergüenzas con el dinero público, la cosa empieza a ser preocupante. Ese dinero que nos recaudan a diestra y siniestra y también por arriba y por abajo, no lo dedican, la más de las veces, al fin honroso de mejorar lo público: la sanidad; la educación; los servicios sociales; los desempleados mayores de 55 sin prestación alguna; las desigualdades que el capital genera per se; las carreteras y autovías; las líneas de ferrocarril (Mucho menos si del AVE se tratara); las calles y avenidas de nuestros pueblos y ciudades; las costas y nuestras internacionales playas (No recordar a las del Mar Menor, que es una afrenta donde las haya) etc, etc, que usted bien sabe y padece, de seguro.

El caso es que sí han sabido y saben llevarse ese dinero que no les pertenece y eso, incluso, disfrutando de salarios muy por encima de la media nacional de cualquier trabajador de los de a ocho horas si lo tienen y, eso, sin contar con aquellos que echan bastantes más y con la misma pagamenta.  Añada la capitulación de éstos (Los políticos) ante esos millones de funcionarios que bien han sabido mantener sus honorarios y puestos a pesar de su improductivo trabajo y su puesto de trabajo garantizado. Pocos serían los que resistieran un estudio de su productividad y solo tomando como base lo que en ellos se invierte y lo que ellos devuelven, tendríamos un acertado resultado. Alguna excepción habrá, estoy seguro, pero no es lo habitual.

No ha bastado la creación de más y más estructuras administrativas que, en la mayoría de los casos, son solo estructuras de intermediación, sino que el maremágnum de leyes, disposiciones, reglamentos, ordenanzas, decretos y demás estulticias han aumentado de forma exponencial y que se han pergeñado, teóricamente, en el favor y la búsqueda  de una metodología que eludiera la corrupción, el despilfarro y, en general, como forma de evitar el gasto inútil y la dilapidación de los recursos con los que los dotamos. Hemos comprobado en carnes propias que tales objetivos no han sido cumplidos, pues esta última crisis, que aún nos acompaña, ha descubierto la mayor corrupción posible en un Estado que nunca ha sido de Derecho y si de pernada. Así, tal enciclopédico mastodonte legislativo, no ha servido para evitar lo que pretendía evitar: El despilfarro, la pésima y deshonrosa administración de nuestros recursos.

Desde eso que conocemos como LO PÚBLICO, nos han limpiado hasta las telarañas de las esquinas más altas. De nada sirvieron tales reglamentos ni ordenamientos, porque, por encima de todos ellos, había personas. Personas DEPRABADAS bajo apariencias de servidores públicos. Y tanto en los políticos como en los funcionarios, que tanto se necesitan los unos de los otros a la hora del reparto.

Así que hemos aprendido que tanta normativa no es garantía de eficacia, ni de buen gobierno. Y también hemos aprendido que tanta normativa y reglamento solo conducen a un aumento de la burocracia, del tiempo en la resolución de los problemas y en la ejecución de los proyectos ya sean éstos de iniciativa pública o privada, además de un aumento del personal que ha de mover los papeles de un lugar a otro tras los pertinentes estudios y proyectos; el técnico de turno; la mesa; la comisión; la junta y el pleno si es menester, que lo será.

Este es el tremendo resultado: LA INEFICACIA TOTAL que se traduce en una IMPRODUCTIVIDAD insoportable para cualquier economía moderna.

Si para poner cuatro ladrillos, asfaltar una calle, arreglar una acera, para hacer un jardín o reformarlo, si para pintar cuatro rallas, si para lo que haya que hacer se tardan meses y meses de papeleos que van y vienen, todo ello significa INOPERANCIA y pésima gestión. Luego, esos administradores bien que piden productividad a los demás del sector privado con salarios de 600€ y solamente para que las estadísticas no se les disparen en contra y que, inevitablemente, se les disparan porque el núcleo alrededor del que todo gira es un verdadero sinsentido, un verdadero agüjero negro, no cósmico sino terrenal, y que todo se traga. ¡Espere usted a mañana! Como si del siglo XVI se tratara, los asuntos llevan semanas y semanas; meses y meses; algunos, años y otros, décadas y décadas, y aún sin resolver y las que aún le quedan. Con estos mimbres jamás, España, será productiva.

Esos políticos no son políticos, son elementos bien acomodados en ese monstruo que engulle todo lo posible e imposible de su periferia, restando a toda ella no ya a un buen vivir, sino de una vida digna. La recompensa esperada a tanto esfuerzo de generaciones pasadas y actuales, queda engullida por tan mala y pésima administración puesta al servicio de unos pocos avispados que, como en el juego de la oca, van de una a otra, tirando porque les toca sin resolver jamás alguno de los problemas.


Esos políticos no son políticos, son elementos allegados a la fuente del maná para disfrutar a tutiplen de ese carnívoro depredador en que han convertido eso que conocemos como SERVICIO PÚBLICO y que ya no lo es. Ese monstruo insaciable es quien manda, dirige y lo engulle todo, no lo olvide, y además no cumple con el objetivo para el que se le mantiene: Que no debiera ser otro que hacernos la vida mejor y más fácil, que para eso les pagamos. ¿O no?

martes, 16 de mayo de 2017

LA DICTADURA MAS LARGA

Si hubiera que conceder un premio internacional a la dictadura más larga, éste recaería en España y sin lugar a duda alguna.

Desde aquel 1 de abril de 1939 en el que un breve comunicado anunciaba aquello de “En el día de hoy, Cautivo y desarmado el ejército rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado”, han transcurrido 78 años en los que aquellos golpistas traidores a la República y a España, continúan (sus descendientes) dirigiendo y ordenando el devenir de los españoles.

Tras los 39 años de una dictadura en toda regla supieron dar paso a una pseudodemocracia patrocinada por ellos mismos y por un rey impuesto por el propio dictador que juró los principios del movimiento nacional para traicionarlos después. Una ley de autonamnistía a su pasado, ponía los límites a esa nueva configuración del País en el que el café se repartió a gusto de todos. Ley aprobada por las últimas cortes franquistas y que el nuevo ordenamiento quedaba obligado a respetar por la plena tutela y su siempre levantada espada de Damocles de quienes se sentían perpetuados en el control de todos los poderes.

Los mismos apellidos continúan pertrechados en las grandes empresas ahora privatizadas, que cotizan en bolsa y no pagan los impuestos que debieran; en las administraciones por doquier que tan bien esquilman y saquean y en las abundantes iglesias católicas, apostólicas y romanas que controlan el mayor parque inmobiliario de este suelo hispano que tanto pregonan como suyo por la obra y gracia de Dios todo poderoso y sin pagar un euro dando lugar a otro gran milagro de la voluntad divina y del buen hacer de aquellos que han estado saqueando al pueblo español desde los católicos reyes. 

En 2007 entró en vigor la Ley conocida como de la Memoria Histórica y desde la llegada de los populares (Tan fervientes defensores del franquismo) en el 2011, ha sido sistemáticamente incumplida. Ni un solo euro destinado a restituir la dignidad de aquellos que dieron su vida por las libertades, los derechos y la defensa del ordenamiento legal del momento. Nunca les interesó conocer la verdad de los hechos que procuraron la ayuda de Hitler y Mussolini en aquella ominosa guerra, ni tampoco de los hechos que durante 40 años tuvieron lugar bajo el ordeno y mando de esos vencedores fascistas. Tanto tendrían que esconder que jamás permitieron ni permitirán que se conozcan. Solo esperan que el tiempo siga pasando para que sus tantos e innumerables crímenes terminen por ser sepultados por la losa del olvido. El miedo a la verdad les persigue y pretenden continuar su huida manteniendo a este País bajo su yugo y sus flechas, cueste lo que cueste. Tanto es lo que se juegan.

Un País, una Nación de Naciones hundida en la miseria y en la mediocridad de quienes prefieren que el miedo sea el regulador de sus proezas, el miedo y el continuado chantaje a quien pretenda revertir sus estatus de privilegios y robos.

Un País, una Nación de Naciones que ni pincha ni corta a nivel internacional porque a ellos les basta con este gran cortijo que tantos placeres y beneficios reporta a sus arcas particulares, mientras el pueblo español sufre y paga sus latrocinios.

Esta vieja península continúa bajo la dictadura de quienes se consideran sus dueños y amos. Consideran y creen fervientemente que todo cuanto la ciudadanía sea capaz de crear les pertenece solo a ellos. Te fríen a impuestos; a salarios tercermundistas; a cotas de desempleo inconcebibles; a pensiones míseras; a millones de niños jugando entre la pobreza más absoluta y la beneficencia más casposa. Además, te roban desde suntuosos despachos públicos dilapidando recursos que no cumplen con la misión de mejorar la vida de quienes los pagan…

Ellos, los descendientes de los ganadores no permitirán nunca la reconciliación por la sencilla razón de que esa reconciliación pasa por conocer la verdad de los hechos y éstos no les son, lo saben bien, nada favorables. No quieren pasar por los tribunales ni rendir cuentas de sus crueles transgresiones, solo quieren que continúe pasando el tiempo para quedar absueltos, prescritos y olvidados de sus crímenes. Saben que su dios les ha acompañado siempre y saben que ellos andan bajo palio por esta vieja España…

… Y si no fuera así, están dispuestos a sacar, otra vez, los tanques a la calle. Les va su vida y existencia en ello.


lunes, 3 de abril de 2017

¿HA SIDO LEJARRAGA EN MURCIA LO QUE CALATRAVA FUE EN VALENCIA?


Hemos conocido de la profusión de obras emblemáticas que este arquitecto recibió de distintas administraciones de la Región, todas ellas gobernadas por el PP. Y de los millones que nos han costado a los ciudadanos y de que algunos de estos proyectos ni están terminados ni puestos en valor. Pero hay una que sobrepasa, con creces, todas las previsiones. Una que pasó de un proyecto inicial de 24 millones de euros a 65. Les hablo del Auditorio y Palacio de Congresos de El Batel en Cartagena. Un capricho de una ex alcaldesa, ahora aforada senadora popular, que nos ha costado y está costando muy caro a todos los cartageneros. Es verdad que fueron revisados por las autoridades judiciales todos los procesos y que pareció estar todo en orden, según se dijo. Pero muchas veces ese orden no es correspondido con el daño provocado a las finanzas municipales, ni con la percepción ciudadana.

Porque hay algo que me parece inadmisible: Que un proyecto triplique su importe final no puede justificarse de ninguna manera,  eso significa un engaño e incluso un fraude al administrado, que es quien siempre termina pagando la mala praxis de unos y de otros.

Los caprichos no los tiene que pagar el ciudadano y para ello la administración correspondiente cuenta con técnicos; arquitectos; interventores; jurídicos, etc., todos sobrados de experiencia y preparación para evitarlos.

Entre unos y otros y su pésimo ejercicio de la economía han hecho que la sociedad a la que sirven se empobrezca quedando ellos totalmente al margen de ese empobrecimiento general.

Algo falla cuando se justifica con aquello de que todo el dinero está invertido en la obra en cuestión y la obra, o no está terminada o nos ha costado más de tres veces su importe previsto. Esto no puede ser admisible. Alguien ha fallado, alguien ha incurrido en un continuado error. Alguien recurre al empecinamiento porque, sencillamente, esto no está recogido en el Código Penal. No es suficiente dejarlo al albur de las siguientes elecciones, eso no es ni justo, ni serio, ni acorde con el ejercicio de la buena economía que ha de prevalecer en toda administración que precie serlo.

El tiempo pasa y parece curar todas las heridas, pero los préstamos se siguen pagando año tras año en detrimento de otras obras, con mayor repercusión en la ciudadanía, que debieran haber sido acometidas de no ser por la obcecación de quien tiene la capacidad de ordenar y repartir beneficios interesados del tipo que sean. O en detrimento de los maltrechos bolsillos de los siempre mal administrados ciudadanos.

En Cartagena, además, hay otro caso muy parecido. El Palacio de Deportes, otra obra que sumar a todo lo expuesto. Sin acabar y doblado su presupuesto inicial. Hoy no le hablaré de la infinidad de obras que costaron un riñón y parte del otro. Haberlas, haílas que se dice.

Veinte años a pólvora de Rey, cuarenta de abstinencia obligada y sesenta de quejas y lamentos.


¡Así nos va!